La lucha contra la pandemia

La variante ómicron causa en España menos mortalidad que la gripe de 2018-2019

  • En un mes, la nueva cepa del covid ha causado en España 1.163.733 contagios y 1.450 muertes, mientras que la gripe, con 490.000 casos en un año, causó 6.300 fallecimientos

Pacientes con covid en la uci del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. / FOTO Y VÍDEO: MANU MITRU

3
Se lee en minutos
El Periódico

La variante ómicron, protagonista de la sexta ola de la pandemia en España, ha provocado un crecimiento exponencial de los contagios. Sin embargo, ello no ha supuesto un aumento de la mortalidad. La menor virulencia de esta cepa hace augurar a algunos expertos que quizás estemos al final de la etapa de pandemia para entrar en una endemia. La OMS ha apuntado que ello podría ocurrir a lo largo de este 2022. El coronavirus quedaría, ahora sí, como un virus similar al de la gripe. Con datos en la mano, se puede afirmar ya que la variante ómicron, aun con un mayor número de casos, ha causado en España menos muertos que la gripe de 2019, año anterior a la pandemia.

Según cifras del Instituto de Salud Carlos III, entre el 26 de noviembre, fecha en la que la OMS declaró a ómicron como variante de preocupación, hasta el 30 de diciembre, se han registrado en España un total de 1.163.733 contagios de coronavirus. Esta cifra supone que en solo un mes el virus ha provocado más del doble de casos que los de la gripe de 2019, cuando se detectaron 490.000 casos. Pese a esta mayor incidencia de contagios, en estos poco más de 30 días ómicron ha causado 1.450 muertes, apenas una cuarta parte de los fallecimientos (6.300) que hubo por gripe en 2019.

En la campaña 2018/2019, anterior a la irrupción de la pandemia, la atención primaria atendió 490.000 casos estimados de gripe. Los hospitales registraron 35.300 ingresos de pacientes afectados por este virus endémico. En las ucis, hubo 2.500 críticos. Solo un 54% de mayores de 64 años habían recibido la vacuna antigripal.

Algunas grandes empresas ya han notado en sus plantillas el diferente grado de impacto de ómicron, en relación con las anteriores variantes del coronavirus. Este es el caso, por ejemplo, de Mercadona. Fuentes de la empresa han asegurado que entre los 3.500 trabajadores que se encuentran actualmente afectados por el covid, no se ha registrado ningún caso grave ni ninguna hospitalización.

Los primeros estudios científicos ya apuntaban que ómicron es mucho más transmisible que variantes anteriores, pero, en contrapartida, provoca síntomas menos severos. Y nuevas investigaciones avalan esta idea: esta cepa afecta menos los pulmones y más la garganta, factor que explicaría por qué es más contagiosa pero menos mortal. El riesgo de ómicron no es tanto que provoque una enfermedad más grave sino que, debido a la explosión de contagios, el virus vuelva a colapsar el sistema sanitario.

Las autoridades sanitarias confían en la dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid como vía para reducir la incidencia de esta variante. En este sentido, la OMS recuerda que la gran mayoría de hospitalizados o fallecidos por coronavirus son personas no vacunadas.

¿Pico inminente?

Diferentes expertos en el estudio de la evolución de la pandemia de coronavirus han coincidido este domingo en que la próxima semana podría ser la del pico de contagios por la variante ómicron en Catalunya, donde los últimos datos también apuntan a que el crecimiento de casos no es tan fuerte como hace unos días.

En declaraciones a RAC-1, Clara Prats, integrante del Grupo de Investigación en Biología Computacional de la Universitat Politècnica de Barcelona (BIOCOMSC), ha indicado que "si los datos que estamos viendo, reflejan realmente lo que está pasando, el pico de contagios podría ser la primera semana de enero". Si no fuera así, "se nos movería hacia la segunda, pero podría ser ésta misma".

Noticias relacionadas

Creyendo que tiene más riesgo epidemiológico la fiesta de Fin de Año que las cabalgatas de Reyes, Prats ha sostenido que a partir de este lunes ya se podrán comparar "con más fiabilidad las dos últimas semanas y ver si todavía hay una tendencia a la alza o ya entramos en una bajada, lo que nos dará bastantes pistas para saber si la frenada es real o no".

Por su parte, Enric Álvarez, también del BIOCOMSC, ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio, que los datos del último día apuntan a que los contagios "no crecen, como mínimo, como antes" y que "cada vez se hace más difícil detectar nuevos casos". A su juicio, se está siguiendo un patrón de "subida lenta", por lo que es posible que "la próxima semana tengamos el pico, pero no es seguro". Lo que sí parece es que los casos "no suben de una manera tan fuerte, pero nunca puedes estar seguro. Esperemos a confirmarlo", ha concluido.

* Fe de errores

El Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III aclara que "no son comparables ni los indicadores ni los métodos con los que se estima cada indicador" en esta noticia. Precisa que la ola de ómicron "solo lleva varias semanas", mientras que las temporadas de gripe "suman varios meses". Matiza también que esas 6.300 son "muertes atribuibles" a la gripe en toda la temporada 2018-2019, que se estiman "a partir de modelos de excesos de mortalidad atribuibles a la circulación de virus gripales", mientras que la cifra que aparece de muertes por covid-19, "sin ser del todo exacta", son "muertes confirmadas de covid-19 en aproximadamente dos meses".