Consecuencias de las restricciones

Los menús 'take away' volverán a triunfar en Fin de Año en Catalunya

  • Las limitaciones horarias y el confinamiento multiplicarán las despedidas de 2021 en casa y la demanda de platos preparados para consumir domésticamente. Algunos incluso firmados por estrellas Michelin

Carpaccio de gambas de Marc Gascons para el ’take away’ de Vila Viniteca.

Carpaccio de gambas de Marc Gascons para el ’take away’ de Vila Viniteca.

3
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

El 2020 supuso un máster para muchos restauradores con negocios cerrados al público y abocados a debutar con los platos de 'take away' (para llevar) o reparto en domicilio. Pero también lo fue para acercar al consumidor a este hábito, que estaba mucho más consolidado en otros países. Tras ese largo entrenamiento a dos bandas, esta Nochevieja había ganas tanto de volver a servir al comensal en la mesa, como de ser atendido con toda la parafernalia de una fecha tan señalada. Pero la sexta ola y sus restricciones obligarán a ambas partes en Catalunya a elegir entre un Fin de Año exprés en los establecimientos, o a montarse la fiesta gastronómica en casa lo mejor posible. Los que no quieran cocinar mantienen opciones para todos los bolsillos.

Una de los principales recursos para confinados o para quienes elijan el calor del hogar serán las comidas preparadas. Los puestos de mercado y las tiendas de barrio han visto multiplicada su demanda en los últimos dos años en estas fechas. Los embutidos ibéricos, el marisco, el pescado y las carnes selectas son las opciones para quienes elijan cocinar, como constatan en la Boqueria.

Para quienes quieren elevar el listón añadiendo estrellas Michelin a su mesa, vuelve 'La cuina de les estrelles' que hilvana Vila Viniteca y que el año pasado agotó existencias. El asunto consiste en una propuesta de menú festivo que comercializa la famosa bodega del Born, y combina creaciones de chefs laureados. El cliente puede adquirir uno o varios platos (recogida en tienda), que solo precisan de montaje o de horneado final en algunos casos.

El 'dream team' de este año ha incluido un Carpaccio de gamba, romesco a la trufa, alcachofas y vinagreta de setas firmado por Marc Gascons (Els Tinars. Llagostera) que se vende con todos sus elementos envasados por separado a 11 euros, por ejemplo, y cuya apariencia final dependerá de la gracia del anfitrión con el emplatado. Gascons recuerda que la gamba casi ha doblado su precio estos días, por lo que el plato a coste cerrado facilita esta 'delicatessen'. Los infalibles canelones de fiestas (de "pollo asado a la leña") son obra esta vez del chef Dani García (Leña. Marbella) para rematar en el horno doméstico.


/

Otra propuesta es el Pitu caleya al estilo de la madre de Nacho Manzano (Casa Marcial. Arriondas), para chuparse los dedos con el mínimo esfuerzo, mientras que la opción de postre la sirve Rafa Zafra, chef de Estimar, que precisamente en Navidad cierra su establecimiento ante el precio disparado del marisco y el pescado, confiesa. En este caso, ha reinventado su célebre biquini para una versión dulce, rematada en chocolate pero que viene lista en una cajita para descongelar brevemente y servir, relata.

Con vino y brindis

Los cuatro sumilleres de estos establecimientos añaden sus consejos de vinos y cavas idóneos para hacer del último ágape del año un festival, en versión más asequible o de altos vuelos. Y si no, Quim Vila, propietario del Viniteca, mantiene estoc de algunos caldos y destilados casi en vías de extinción (dada la crisis de suministros), porque pese a todo "la gente quiere vivir al día y celebrar", afirma.

Noticias relacionadas

Los restaurantes que este año vuelven a abrir, aunque sea en horario XS, mantienen opciones de alto nivel para llevar a casa a sabiendas de que muchos no podrán brindar fuera. Es el caso de Via Veneto, que al ver recortado el aforo al 50% ("llenaremos, pero habríamos podido trabajar mucho más", dice Pere Monje) darán rienda suelta a sus fogones para 'take away". Sus propuestas van de platos específicos de fin de año como bogavante a la cardinal (48 euros) o pichón Wellington, a los de fiesta (merluza gallega de Celeiro a la brasa de carbón con patata panadera y salsa santurce) o los tradicionales (escudella, canelones, capón, cochinillo...) con reserva previa al menos un día antes, cuentan.


/

No faltarán tampoco opciones más desenfadadas, siempre y cuando se realicen los pedidos con horas de antelación, ya que plataformas como Just Eat solo repartirán a domicilio el 31 hasta las 18.00 horas. En esta fecha han reforzado su oferta más cuidada, y las propuestas de autor, como La Gran Familia Mediterránea by Dani García cuenta además con un combo especial navideño. Fuentes de la empresa destacan que el servicio se retoma con normalidad el día 1 de enero, que precisamente es uno de los que más demandas tienen, cuando muchos ciudadanos reniegan de entrar en la cocina y buscan platos informales o rotundos contra la resaca festiva.