Nueva norma del departamento de Castells

José Manuel Pingarrón: "El desacuerdo con los rectores es más formal que real"

  • El secretario general de Universidades pide un voto de confianza a la nueva ley y asegura que los estudiantes estarán perfectamente representados en los órganos de poder de las facultades

José Manuel Pingarrón Carrazón, Secretario General de Universidades, durante la entrevista.

José Manuel Pingarrón Carrazón, Secretario General de Universidades, durante la entrevista. / José Luis Roca

5
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza.

Escribe desde Madrid

ver +

Licenciado en Ciencias Químicas y doctor en Ciencias, José Manuel Pingarrón es el número dos del ministerio que dirige Manuel Castells: Universidades. Ambos están inmersos en el proyecto de la ley orgánica del sistema universitario (Losu). El texto, que ha provocado roces con la conferencia de rectores (Crue) y los estudiantes, será llevado al Consejo de Ministros a finales de enero y entrará en febrero al Parlamento para su aprobación definitiva. Muy crítico con el gasto público que se dedica a las enseñanzas superiores (de los 10.500 millones que se destinaron en 2019 se ha pasado en 2019 a 9.800 millones), el secretario general de Universidades pide un voto de confianza para la Losu y asegura que los desacuerdos con rectores y alumnos son más formales que reales.

Con la nueva ley ¿quién va a ser rector y cómo se va a elegir?

En un primer borrador, además del actual sistema de elección por sufragio universal ponderado, proponíamos una medida alternativa para establecer un comité de selección con un 30% de miembros de fuera de la universidad. Lo hemos retirado por falta de apoyo en la comunidad universitaria. Nadie quería usar su autonomía para tener esa modalidad diferente. Así que el rector será elegido como ahora: por sufragio universal ponderado.

Lo que no han retirado del texto es que los aspirantes lo sean por méritos y no por rango.

Ahora hay que ser catedrático para ser rector. Consideramos que puede haber otro tipo de profesorado funcionario que tenga méritos suficientes para poder optar. Al rector lo elige la comunidad universitaria. Lo que hacemos es abrir las opciones. Si luego la comunidad universitaria quiere coger solo a catedráticos, pues perfecto. Los méritos que pide la Losu son una experiencia de 18 años en investigación, 15 en docencia y 4 en gestión.

Mantienen ese punto, aunque a la conferencia de rectores no les gusta.

Tenemos alguna discrepancia, no pasa nada. Estamos de acuerdo con el 95% de la ley.

José Manuel Pingarrón, Secretario General de Universidades. / José Luis Roca

La Losu pretende acabar con la temporalidad del profesorado. ¿Cómo?

Las plantillas no podrán tener más de un 20% de temporales (ahora mismo es un 40%). Excluyendo, eso sí, a los asociados en ciencias de la salud, que tienen una dinámica diferente. Estamos en conversaciones con la Crue sobre en cuántos años se debe cumplir este punto. Pensamos que en seis, pero lo tenemos que seguir hablando. 

¿Qué va a pasar con los profesores asociados?

Son un colectivo muy complejo. Los hay que son profesionales cuya actividad prioritaria está fuera de la facultad. Con ellos no hay ningún problema. Sí lo hay con los otros, cuya única actividad es la docencia y sí son precarios.

¿Son la mayoría?

No lo sabemos. Hay 25.000 profesores asociados, de los cuales el 42%, unos 12.000, son doctores. ¿Cuáles son precarios y cuáles no? No tenemos ese dato, lo tienen las universidades. La Losu lo que hace es dar una vía para que esos docentes que sí son doctores y llevan 5 años contratados tengan una reserva de plazas del 15%. Esa reserva no será solo para los profesores asociados sino para todo el personal que cumpla las condiciones. La mayoría serán asociados, pero también habrá sustitutos, visitantes… Tienen que ser doctores y estar acreditados con méritos de investigación y docencia.

A la Crue no le gustan los cupos.

Quizá por malentendidos. Cuando se lo explicas y lo hablas, lo entienden y el rechazo no es tanto. Fue un encontronazo más formal que real.

¿Qué ocurrirá con los profesores que no son doctores?

La ley incorpora una medida transitoria, que permitirá la contratación de esta figura por cinco años solo durante los tres primeros años desde que la ley entre en vigor. Queremos dar la opción a estos profesores a entrar en el sistema, pero tienen que hacer la tesis.

Con los estudiantes también ha habido roces, algo que no había pasado durante el mandato de Castells. 

La protesta de los estudiantes ha sido más formal que real.

Se quejan de falta de representación.

Les reté a que me dijeran por qué y no me contestaron. En la Losu, no solo no se ha disminuido la representación de los estudiantes en los órganos de gobierno sino que se ha aumentado y blindado porque la norma actual no lo especifica. En el claustro ahora será del 25% como mínimo. En el consejo de gobierno, un mínimo de un 10%, y en los consejos de facultad y departamento, otro 25%.

El rector ejercerá durante seis años (y no cuatro como hasta ahora), pero sin capacidad de renovación. ¿Es una manera e evitar la endogamia?

La endogamia, más bien, tiene que ver con los procesos de selección del profesorado. Ahora, en los comités de selección tendrá que haber mayoría de fuera de la universidad.

¿Qué va a pasar con las carreras de tres años?

Tenemos un real decreto que dice que los grados son de cuatro años. Si en algún momento, cuando los másteres cuesten lo mismo que los grados y cuando las circunstancias lo permitan, algún Gobierno quiere modificarlo, se podrá hacer sin tocar la Losu. Creemos que los grados tienen que ser generales y los de tres son demasiado específicos.

De los 24 que hay, 17 están en Catalunya. ¿Prevén conflicto con ERC?

Les estamos convenciendo del modelo pedagógico de las carreras de cuatro años.

¿Cómo se fomentará la investigación en las facultades? 

No queremos que haya docentes que que solo den clase o que solo investiguen. La ley dice que las universidades deben tener un 5% de su presupuesto dedicado a la investigación. 

¿Los profesores visitarán otras universidades?

Eso ya se ha hecho con los fondos europeos, que dedican una partida a la recualificación de los docentes. Para ser permanente tendrás que haber estado, al menos, nueve meses en un centro distinto al de tu tesis.

Volviendo a los estudiantes, ¿la Losu luchará contra el actual 20% de abandono?

Hay que matizar ese porcentaje porque están incluidos los que dejan una cerrera pero se van a otra. Estamos realizando un estudio para comprobar la tasa real de renuncia.

Hay alumnos que se van porque no se pueden permitir pagar las tasas. 

Nuestra prioridad es que no ocurra. Hemos aumentado el presupuesto de becas, a las que la Losu considera un derecho subjetivo sujeto a las condiciones socioeconómicas.

Noticias relacionadas

La FP, donde el paro es menor, ha entrado con fuerza en el sistema educativo. ¿Temen una drástica disminución de alumnos universitarios?

Hay que potenciar la FP, absolutamente de acuerdo. Pero, a ver, los datos son los datos. Según el INE, la tasa de paro de los universitarios es del 8% mientras que en la FP de gran medio es del 16% y la superior, del 12%.

Temas

Universidad