Tribunales

El cómico David Suárez defiende en el juicio que "no quería vejar a ningún colectivo"

El humorista gallego se reafirma en su intención de hacer reír

Familiares de afectados denuncian el alcance social que tuvo el chiste contra un colectivo vulnerable

El cómico David Suárez defiende en el juicio que "no quería vejar a ningún colectivo"
4
Se lee en minutos
EP

El humorista David Suárez, acusado de un delito contra los derechos fundamentales, se ha disculpado en el juicio del chiste de humor negro que publicó en abril de 2019 contra los afectados por el Síndrome de Down pero se ha reafirmado en su intención de hacer reír a su público y no de "vejar ni mofarse de ningún colectivo".

Suárez se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid a instancias de la Fiscalía de Madrid y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) por el mensaje "humillante" y "vejatorio", según el fiscal, que difundió en su cuenta de twitter el 18 de abril de 2019.

"El otro día me hicieron la mejor mamada de mi vida. El secreto fue que la chica usó muchas babas. Alguna ventaja tenía que tener el síndrome de Down", escribió el humorista, que tiene un primo y un tío abuelo con esta afectación.

Se enfrenta a un año y diez meses de cárcel y multa de 3.000 euros por un delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales. Además, el fiscal solicita que quede inhabilitado para ejercer su profesión en Twitter.

En su declaración, el cómico ha detallado que está especializado en el humor negro, un género que pone sobre la mesa "temas tabús o polémicos pero sin la finalidad de mofarse de los colectivos que hay detrás de esos temas".

"Me reafirmo en que hago este tipo de chistes no con intención de vejar a nadie, sino de hacer reír. Soy cómico e intento hacer reír y es algo que no tiene nada de malo. No tengo problemas en pedir disculpas si alguien se sintió ofendido", ha recalcado.

Según su testimonio, el chiste no trataba sobre personas afectadas por el síndrome de Down porque "el objetivo no era el colectivo". Tras publicar el chiste, el cómico colgó en su cuenta un comunicado en el que pedía disculpas a los familiares del colectivo y respondía a las críticas recibidas por las redes.

"Yo trato temas tabús pero sin intención de vejar a nadie. Tengo 10.000 chistes en mi cuenta y puede haber dos o tres contra algún colectivo", ha apuntado el acusado, quien ha incidido en que "el humor negro no tiene problemas en tratar temas mas sensibles".

"Ni un paso atrás"

El padre de una menor afectada ha relatado en el juicio que su hija, de 7 años, forma parte de un colectivo vulnerable porque "no tienen capacidad de liderar una respuesta contra determinadas circunstancias", como la ocurrida con la difusión de ese chiste en una cuenta con más de 90.000 seguidores.

"Me llama la atención que una persona con tantos seguidores publique en su cuenta una broma sobra una disfunción y que se abstraiga de alguna manera del hecho de que otros la puedan visualizar de esa forma. Ese es mi dolor", ha lamentado.

El testigo trabaja en una entidad que lucha por la inclusión de personas jóvenes con discapacidad para que tengan una segunda oportunidad educativa.

"Mucha gente se ha dejado la vida por avanzar por este colectivo. Por algo tan básico como poder votar y el que no se les llame subnormales. Detrás hay una pelea de muchas familias. Hay conquistas en las que no puede haber un paso atrás", ha aseverado.

También ha comparecido un representante de Plena Inclusión Madrid y padre de un joven con el síndrome. Plena Inclusión denunció entonces al humorista en aras a dar respuesta al "sentimiento" de malestar de muchas familias y para cumplir con "los fines de la asociación como es la defensa de los derechos de este colectivo".

"Ese mensaje era muy negativo porque no reflejaba la imagen de las mujeres con ese síndrome porque son personas que luchan por integrarse en una sociedad. Esa visión, con esa relevancia pública, no recogía la realidad", ha denunciado.

El padre del acusado ha relatado a la Sala que tienen familiares con el síndrome y que su hijo ha vivido en un ambiente con sensibilización hacia este colectivo. "Tuvo consecuencias porque le echaron de su trabajo. Fue una desgracia", ha reconocido.

"Vejatorio"

En su escrito de acusación, el fiscal señala que "con evidente desprecio hacia el colectivo de personas con síndrome Down" se colgó en la red un mensaje con un contenido "humillante y vejatorio".

El perfil de Twitter del acusado, público y de libre acceso, cuenta con 77.963 seguidores, habiendo generado el tuit anteriormente transcrito 10.000 comentarios, 4778 retuits y 13.793 "me gusta" a fecha 14 de junio de 2019.

Noticias relacionadas

Tras la publicación del chiste, la 'Cadena SER' anunció que prescindía del cómico, que era colaborador en el programa de Los 40 Principales 'Yu, no te pierdas nada'.

Tras la polémica, Suárez manifestó que su intención "nunca ha sido ni nunca será la de herir a las personas con Síndrome de Down, ni causar dolor o sufrimiento a sus familiares".