ENTREVISTA

Marta Blasco-Oliver: “Quiero aportar mi grano de arena contra los prejuicios raciales”

La joven psicóloga social realiza el doctorado en la Universidad de Bristol gracias a una beca de posgrado de la Fundación ‘la Caixa’

Marta Blasco-Oliver espera poder instalarse en Bristol en los primeros meses de 2022

Marta Blasco-Oliver espera poder instalarse en Bristol en los primeros meses de 2022

3
Se lee en minutos
Montserrat Baldomà

Con 26 años y una sólida formación internacional a sus espaldas, Marta Blasco-Oliver se propone entender cómo percibimos la diversidad étnica y estudiar técnicas para reducir los prejuicios raciales. Psicóloga social y neurocientífica, Blasco-Oliver está cursado su doctorado en la Universidad de Bristol gracias a una beca de posgrado de la Fundación ‘la Caixa’. Por ahora, a distancia por culpa de la pandemia, pero confía en poder instalarse en la ciudad inglesa en los primeros meses de 2022.

-¿Siempre le interesó la psicología? 

-No, no. De hecho, a los 17 años, cuando tenía que decidir qué estudios iba a seguir me gustaban la física, las matemáticas, la fotografía y psicología. Al final opté por la psicología porque me interesaba más su contenido. 

-¿Qué era lo que le atraía?

-Por qué nos comportamos como nos comportamos, cómo funciona el cerebro, cómo es posible que unas neuronas, mediante reacciones químicas y señales eléctricas, produzcan palabras, pensamientos, percepciones… Ahora me interesa mucho la psicología social y de ahí mi doctorado.

-Cuéntenos qué investiga.

-Tengo un interés general en cómo funcionan los estereotipos, los prejuicios. En concreto, los relacionados con la etnia y la nacionalidad. Lo que haré durante estos años es estudiar cómo percibimos y vivimos la diversidad étnica en las interacciones sociales. También ver si exponer a una persona, como mera observadora, a situaciones de diversidad racial puede afectar a sus prejuicios. Obviamente me interesa entenderlo, pero también qué podemos hacer al respecto, la parte más aplicada de la psicología.

-¿Podemos acabar con ellos? 

-No quiero que se entienda que voy a encontrar la cura contra el racismo, porque sería incorrecto y también pretencioso por mi parte. Ya hay mucha investigación sobre intervenciones y técnicas para reducir prejuicios. Mi objetivo es poner mi grano de arena a este conjunto de técnicas y conocimientos para que la gente que se dedica a hacer planes de inclusión, ya sea por ejemplo en escuelas o empresas, tenga en cuenta todas las posibilidades para minimizar estos prejuicios. 

-Ahora, con el covid, surgen nuevos prejuicios. Por ejemplo, entre vacunados y no vacunados.

-En cualquiera variable de la sociedad se pueden formar grupos, ya sea por fenotipo o por ideología. Obviamente, se puede formar el grupo de vacunados y no vacunados, y eso genera prejuicios, pero el tipo de prejuicio es diferente, menos visible.

-¿El cerebro es el gran desconocido del cuerpo humano? 

-No soy experta en otros órganos, pero si tuviera que decir un órgano misterioso sería cerebro.

-Usted, por ejemplo, ha utilizado realidad virtual y la supervisora de su doctorado, Susanne Quadflieg, imágenes de resonancia magnética. ¿La tecnología puede ayudar a conocerlo mejor?

-Infinitamente. Tecnologías como la realidad virtual o la electroencefalografía y la resonancia magnética, que vienen de la medicina, han permitido mirar conductas y reacciones cerebrales y corporales que hasta entonces era imposible. Soy muy fan de la realidad virtual para investigación porque se puede exponer a la gente a escenarios que de otra forma no podrías recrear. Se abren muchas puertas. Y sí, el cerebro empieza a conocerse algo más, pero, aunque desde fuera de la neurociencia se tiene la percepción de que estas técnicas nos están dando las grandes explicaciones, desde dentro te das cuenta de que solo sabes que no sabes nada. Se necesitan técnicas y perspectivas nuevas para seguir profundizando.   

-Ha estudiado en Bélgica, Holanda, donde incluso dio clases a alumnos de primer curso de Psicología, y ahora va camino de Bristol gracias a la beca de la Fundación ‘la Caixa’. ¿Qué significa esta beca para usted?

Noticias relacionadas

-De entrada, hacer el doctorado con el equipo y el tema que yo quería. Es un gran privilegio. Sin la beca no lo hubiera podido hacer. Y cara al futuro, por el prestigio que tienen estas, creo que también me puede ayudar.

Un futuro de oportunidades

EL PERIÓDICO y Fundación ‘la Caixa’ dan voz cada semana a los perfiles sociales, culturales y científicos que con su esfuerzo están creando una sociedad con más oportunidades para todos.