Lucha contra la pandemia

Impulso oficial en EEUU a la dosis de refuerzo de la vacuna para todos los adultos

El presidente Biden recibiendo la tercera vacuna.

El presidente Biden recibiendo la tercera vacuna. / Ken Cedeno / POOL (EFE)

2
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

La Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha autorizado este viernes la dosis de refuerzo de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna para todos los mayores de 18 años. La decisión abre el camino para que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, máxima autoridad sanitaria federal, ratifiquen esa expansión tras escuchar también este viernes al panel independiente de expertos que les asesora.

La ampliación es una meta que el presidente Joe Biden se había fijado ya para septiembre. Es también una que numerosos expertos consideran conveniente para combatir el virus en un momento en que vuelven a registrarse más contagios y se temen nuevas olas ante la persistencia de no vacunados, el descenso de temperaturas y las reuniones y viajes en la temporada de fiestas.

La decisión representa un esfuerzo por clarificar, simplificar y aunar las recomendaciones. Hasta ahora las directrices federales en EEUU, que ya aprobaron la dosis de refuerzo para los adultos inmunizados con la monodosis de Janssen, indicaban ofrecer la de refuerzo de las otras dos vacunas contra Covid-19 solo a mayores de 65 años, a personas con problemas médicos crónicos, internados en residencias o a quienes viven y trabajan en lugares de alto riesgo de exposición. 10 estados y ciudades como Nueva York, no obstante, ya habían decidido la ampliación y en muchos lugares se ha vivido confusión sobre quién podía recibir los refuerzos.

En el debate que se ha vivido y se sigue viviendo hay también voces que se resisten a la ampliación. Esos críticos creen que la prioridad debería seguir en conseguir ampliar la vacunación de los no inmunizados. Algunos, además, temen que al impulsar la dosis de refuerzo se puede lanzar involuntariamente un mensaje que podría minar la confianza en la probada efectividad de la vacuna, que pese al descenso en los niveles de protección con el paso del tiempo sigue demostrándose efectiva para reducir el número de casos severos, hospitalizaciones y muertes.

Noticias relacionadas

Frente a esas críticas el doctor Anthony Fauci lleva tiempo insistiendo en la importancia de la dosis de refuerzo. “No sé de ninguna otra vacuna en la que solo nos preocupemos de mantener a la gente fuera del hospital”, decía el miércoles en una rueda de prensa en la Casa Blanca, donde recordaba también que es importante evitar que la gente, incluyendo los jóvenes, contraigan la enfermedad para evitar el covid persistente.

Más de 182 millones de mayores de 18 años, el 71% de los adultos de EEUU, están completamente vacunados y hasta ahora 32 millones de ellos se han inoculado la dosis de refuerzo.