Movimientos sociales

Las cinco claves de la 'fórmula PAH'

  • La Plataforma de Afectadas por la Hipoteca (PAH) lleva casi 13 años luchando por hacer efectivo el derecho a la vivienda tanto desde lo micro, parando desahucios puerta a puerta, como desde lo macro, presionando para un cambio legislativo

  • Un libro en español y en inglés editado por la fundación alemana Rosa Luxemburg resume y socializa sus aprendizajes y estrategias en un mundo en el que se calcula que 15 millones de personas son desalojadas de su hogar por la fuerza cada año

Concentración frente al Congreso de los Diputados por una vivienda digna y contra los desahucios.

Concentración frente al Congreso de los Diputados por una vivienda digna y contra los desahucios. / David Castro

4
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

La fundación Rosa Luxemburg acaba de publicar 'La PAH, manual de uso', trabajada recopilación de los aprendizajes de la plataforma ciudadana nacida en la Barcelona de 2009 que organizó el movimiento por el derecho a la vivienda en medio de una España cuya economía se rompía, dejando a miles de familias literalmente en la calle.

Tras casi 13 años de batalla en la calle, en los medios y en los pasillos del Congreso -difícil equilibrio que han ejercido con pericia-, aún no han logrado que el derecho a la vivienda esté garantizado por ley, su objetivo final, pero sí cambiar el relato y el imaginario colectivo para que sea un despropósito que no lo esté. Ahí van cinco pistas sobre cómo lo han logrado extraídas del libro firmado por el periodista Joâo França.

Organización asamblearia

Una de las bases de la PAH es que se trata de un modelo de organización horizontal y apartidista, algo que subrayan desde la organización, sobre todo desde que algunos de sus miembros fundadores hicieron, a título individual, el salto a la política institucional. Sus asambleas son espacios en los que se practica la ayuda mutua y el asesoramiento colectivo. "Lejos del asistencialismo, las personas tienen que hacerse cargo de su propio caso, pero lo hacen con el apoyo de la asamblea", señalan.

Protesta de las PAH catalanas para defender la ley del Parlament contra los desahucios. 

/ ELISENDA PONS

Movimiento descentralizado

La PAH nació en Barcelona en el 2009 y rápido empezaron a llegarles casos de toda Catalunya. Con la llegada del 15-M se fueron creando asambleas en toda España (llegaron a ser más de 200). La descentralización hace que las asambleas estén mucho más cerca de los afectados y de los ayuntamientos. "Aspiramos a que la gente se autoorganice, pero aprovechando herramientas que ya están hechas", señala en el 'Manual' Diego de PAH Vallekas. Desde el primer momento, la PAH compartió en su web sus 'documentos útiles' de forma pública y abierta, para que cualquiera pudiera beneficiarse del trabajo ya hecho, fruto del esfuerzo y la inteligencia colectiva. Documentos que van desde una guía para solicitar suspender desahucios en base a la moratoria hasta una plantilla sobre cómo solicitar un abogado de oficio.

Activistas de la PAH en una protesta ante un desahucio

/ Ferran Nadeu

Desobediencia civil

Una de las especialidades de la PAH es garantizar los derechos todavía no garantizados a través de la desobediencia civil pacífica, "dotando las acciones de legitimidad, señalando las injusticias que las hacen necesarias y remarcando que no se han encontrado soluciones por las vías oficiales". En muchas de las ocasiones en las que la PAH ha convocado para parar un desahucio -un primer acto de desobediencia- se ha logrado hacerlo, pero no siempre. A partir de pensar qué hacían con las familias cuyos desahucios no podían parar nació lo que llamaron la Obra Social La PAH, campaña que okupa -"recupera", en su lenguaje- bloques de pisos vacíos propiedad de grandes bancos para realojar a familias desahuciadas sin alternativa.

Concentración para evitar un desalojo en el 477 de la calle de Aragó, en Barcelona.


/ RICARD CUGAT

Un relato trabajado

La PAH ha sabido también introducir en la agenda "otra forma de hacer política", aprovechando los conflictos concretos y particulares para señalar problemas estructurales y propuestas de soluciones. La organización ha pensado durante años acciones creativas para llamar la atención de los medios y ha sabido aprovechar el interés de los medios en historias concretas para poner el discurso político y el problema estructural sobre la mesa.

Noticias relacionadas

Un momento de la presentación del libro 'La PAH, Manual de uso', el 15 de octubre en Barcelona.

/ ZOWY VOETEN

Objetivo: cambiar las leyes

La PAH logró reunir en toda España casi un millón y medio de firmas de apoyos para llevar su primera propuesta legislativa (ILP) al Congreso de los Diputados en el 2013 con la intención de reformar la ley hipotecaria y asegurar la paralización de los desahucios. El PP tenía en aquel momento la mayoría absoluta con lo que la ley no prosperó, pero el debate se abrió y, gracias a su tenacidad, sigue vigente (hoy mismo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, una de las fundadoras de la PAH, ha hablando en el Congreso sobre la necesidad de la Ley Vivienda)

En Catalunya, la PAH ha trabajado también en los decretos 24/2015 y posteriormente 17/2019, ambos para garantizar el derecho a la vivienda y ambos recurridos en los Tribunales. Hoy presionan para la aprobación de la ley catalana "tal y como se presentó, sin recortes", cuyo objetivo era que entrara en vigor antes de que finalice la moratoria estatal de desahucios (que en principio finaliza el 30 de octubre).

Temas

Desahucios