Turismo volcánico

Estos son los 10 lugares que uno no se puede perder si visita La Palma

  • El Cabildo de La Palma hace un llamamiento a visitar la Isla ante la grave recesión del sector turístico como consecuencia de la erupción del volcán de Cumbre Vieja, ya que "una forma de ayudar a La Palma es viajar y consumir en ella"

Parque Natural de la Caldera de Taburiente.

Parque Natural de la Caldera de Taburiente. / Visitlapalma

5
Se lee en minutos
Natalia Vaquero
Natalia Vaquero

Periodista

ver +

Con más de 700 kilómetros cuadrados de extensión y una cumbre de más de 2.400 metros que emerge del océano Atlántico, La Palma se erige como el destino turístico de moda una vez se calme el voraz rugido de la garganta de Cumbre Vieja que escupe lava sin cesar desde el pasado 19 de septiembre. Estos son los diez lugares que uno no se puede perder si visita la Isla Bonita que a pesar del volcán de Tajogaite sigue recibiendo turistas para disfrutar de sus paisajes, gastronomía y hospitalidad de los isleños.

La Caldera de Taburiente

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente se encuentra en el municipio palmero de El Paso, en el centro de la Isla. De origen volcánico, ésta enorme depresión recuerda la forma de un cráter o caldera. Cuenta con un circo de cumbres de 8 kilómetros de diámetro y desniveles superiores a 1.500 metros. Su cota más alta es el Roque de los Muchachos, con 2.426 metros sobre el nivel del mar.

Dispone de una larga red de senderos para disfrutar del arroyo Taburiente, cascadas, pinares de más de 500 años y las altas y verdes cumbres que guardan restos arqueológicos, especialmente los petroglifos grabados en roca.

El Cubo de La Galga

El Cabildo de La Palma ofrece orgulloso el sendero de El Cubo de La Galga, un recorrido de unos 11 kilómetros que se puede realizar a pie sin dificultad durante cuatro horas. La caminata permite admirar la laurisilva de la isla y discurre por una zona fresca y sombreada.

Recorrido por el Cubo de La Galga.

/ VisitLa Palma

El parque arqueológico de ‘El Tendal’

El yacimiento arqueológico de ‘El Tendal’, en el municipio de San Andrés y Sauces, muestra una impresionante cueva natural de habitación, con más de 60 metros de ancho, y magníficas condiciones de habitabilidad. El parque se completa con un numeroso poblado de cuevas, distribuido por ambas vertientes del barranco, un mínimo de 27 cuevas de habitación, asentamientos superficiales que pueden ser paraderos pastoriles o cabañas, tres necrópolis y una pequeña estación de grabados rupestres.

Los Tilos y Marcos y Cordero

Los Tilos, en el Parque Natural de Las Nieves, alberga uno de los bosques de laurisilva más importantes de Canarias. Se trata de un ecosistema heredado de la época terciaria que llegó a ser, en su día, la primera Reserva de la Biosfera en la isla.

El recorrido está repleto de tiles, viñátigos, palos blancos, laureles, acebiños, barbuzanos, madroños, peralillos, fayas, brezos y helechos gigantes. Entre la fauna destacan las palomas turqué y rabiche e innumerables invertebrados.

La ruta más larga llega hasta los Nacientes de Marcos y Cordero, un sendero que atraviesa 13 túneles de agua cuyo sonido al caer hace que la caminata sea espectacular.

Caminata hacia los Manantiales de Marcos y Cordero en Los Tilos.

/ VisitLaPalma

Villa histórica de San Andrés

La villa de San Andrés fue durante el siglo XVI y parte del XVII la población más rica y floreciente después de la capital, Danta Cruz de La Palma. Era el centro de una comarca dedicada a la exportación de vino y azúcar de caña que se embarcaba por el puerto de El Guindaste. Esta intensa actividad mercantil atrajo a numerosos comerciantes extranjeros, como portugueses, flamencos, catalanes y genoveses.

Su preponderancia también se pone de manifiesto al ser el único pueblo de la isla, junto a Santa Cruz de La Palma, que tuvo escribanos públicos. La primera escuela pública se creó en San Andrés por Real Provisión de la Audiencia de Canarias de 16 de febrero de 1805.

En San Andrés se encuentra la Parroquia de San Andrés Apóstol, una de las primeras que se erigieron en la isla, ya que en 1515 fue declarada iglesia parroquial y bautismal, según consta en las Sinodales del Obispo Vázquez de Arce. La edificación actual data de principios del siglo XVIII con planta en cruz latina, una nave central y dos capillas laterales.

El Charco Azul

El Charco Azul de La Palma se muestra como una posibilidad distinta para disfrutar del mar en unas piscinas naturales del municipio de San Andrés y Sauces, al norte de la isla. Además de una piscina grande, hay una infantil y una pequeña cala de piedra volcánica que se conoce como el “Charco de las Damas”.

Charco Azul.

/ VisitLaPalma

 

Santa Cruz de la Palma

La capital palmera presume de su vinculación con Flandes desde hace siglos. En esta coqueta ciudad nació el capitalismo moderno en Europa hace ya 500 años. Era la última parada en suelo español de las flotas que partían repletas de joyas y pinturas de Flandes hacia América. También era la primera parada a la vuelta de esos viajes. a huella del trasiego de castellanos, catalanes, flamencos, genoveses, portugueses, alemanes y franceses es notable en sus pintorescas calles.

Casas pintorescas en Santa Cruz de La Palma.

/ Visitlapalma

La Fajana de Barlovento

Se trata de tres piscinas naturales en la costa de Barlovento, en el norte de la Isla. Las pasarelas que circundan este cuidado complejo de tres charcos protegidos del oleaje ofrecen movilidad para disfrutar de un baño en aguas cristalinas y tranquilas.

El Paisaje de los Dragos con el Atántico de fondo

La Palma cuenta con la mayor concentración de dragos de toda Canarias. Está en el noroeste de la Isla, en Garafía, concretamente en el poblado de Las Tricias que lleva a través de un sendero a las Cuevas Buracas en un recorrido de seis kilómetros.

Los dragos de Buracas se encuentran en el barrio garafiano de Las Tricias.

/ VisitLaPalma

Roque de los Muchachos

El Roque de los Muchachos es el punto más alto de la isla de La Palma. Se sitúa entre el término municipal de El Paso y Garafía. Alcanza una altitud de 2426 metros, lo que hace de La Palma la segunda isla más alta del archipiélago, tras Tenerife.

Noticias relacionadas

En el Roque de los Muchachos, una serie de pequeños roques de unos 3 metros de altura que se asemejan a un grupo de muchachos, se encuentra el Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos. En este espacio se encuentran telescopios de 19 países europeos y varias instituciones internacionales. Una selecta ONU del firmamento, donde reina con luz propia el Grantecan, el telescopio estelar más grande del mundo capta galaxias en los confines del universo.

El Roque de Los Muchachos con el Grantecan al fondo.

/ Visit La Palma