En el Alt Penedès

Desmantelada una plantación de marihuana con capacidad para 4.000 plantas en Mediona

  • Los Mossos y la Policía detienen a un hombre de 29 años como presunto autor de un delito cuya producción estaba destinada a la exportación en Europa

Desmantelada en Mediona una plantación interior de marihuana destinada a la exportación. / FOTO Y VÍDEO: POLICÍA NACIONAL / MOSSOS

1
Se lee en minutos
El Periódico

Los Mossos y la Policía Nacional han desmantelado una plantación interior de marihuana con capacidad para 4.000 plantas en Mediona (Barcelona). Los agentes han detenido a un hombre de 29 años como presunto autor de un delito contra la salud pública y de defraudación del fluido eléctrico.

La producción estaba destinada a la exportación a Europa. Los agentes comisionaron 125 kilogramos de cogollos de marihuana ya preparados para la distribución, así como lámparas, extractores y toda la infraestructura necesaria para el cultivo.

En el momento de la detención, se intervinieron 770 plantas, aunque el recinto tenía capacidad para 4.000. Según la compañía eléctrica, los responsables de la plantación habían defraudado 35.000 euros en luz.

A principios de junio, agentes de la Policía Nacional y los Mossos coincidieron en la investigación de una organización criminal de Europa del Este establecida en urbanizaciones del Alt Penedès y dedicada al cultivo de la marihuana.

La investigación conjunta de los cuerpos policiales permitió ubicar la plantación y, bajo la tutela del juzgado número 3 de Vilafranca del Penedès, el 28 de septiembre se hizo entrada y registro a un inmueble en la urbanización Fuente del Bosque, en Mediona (Alt Penedès).

La entrada se hizo con el apoyo de unidades especializadas en previsión de la peligrosidad de los integrantes del grupo criminal y por la posibilidad de que dispusieran de armas de fuego. En la casa se intervinieron plantas, cogollos de marihuana, y toda la infraestructura para producirlas y distribuirlas. Según los Mossos, tenían elementos avanzados para acelerar el ritmo de producción y aumentar las cosechas y en consecuencia los beneficios económicos resultantes del cultivo.

Noticias relacionadas

La plantación de marihuana estaba conectada fraudulentamente al suministro eléctrico, lo que suponía un riesgo de incendio grave y un peligro para el resto de casas de su alrededor. Los técnicos de la compañía suministradora eléctrica han calculado en 35.000 euros la defraudación hecha por los responsables de la plantación. Según la investigación, la organización operaba desde la casa desde octubre de 2017. Por ello, los Mossos calculan que habrían obtenido millones de euros de beneficios con la actividad ilegal.

La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones debido a los indicios encontrados durante el registro que relacionan los miembros del grupo criminal con otras plantaciones de marihuana.