Apolo 2021 PT

La Tierra se acerca este domingo a un asteroide “potencialmente peligroso”

  • Según las previsiones, el Apolo 2021 PT pasará cerca del planeta a las 02.52, hora española, sin riesgo de colisión

  • Es una roca celeste de tamaño medio, con un diámetro de entre 175 y 240 metros, y viaja a 7.000 kilómetros por segundo

Imagen de una recreación distribuida por la NASA en febrero de 2013 que representa el paso del asteroide ’2012 DA14’ a través del sistema Tierra-Luna.

Imagen de una recreación distribuida por la NASA en febrero de 2013 que representa el paso del asteroide ’2012 DA14’ a través del sistema Tierra-Luna. / EFE / NASA

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Centro para los Estudios de Objetos Próximos a la Tierra, un organismo vinculado a la agencia espacial norteamericana Nasa, está muy pendiente este fin de semana del asteroide Apolo 2021 PT, que se aproximará a la Tierra durante la madrugada entre este sábado y el domingo. Según las previsiones de los astrónomos que están haciendo el seguimiento, en España pasará en torno las 02.52 de la mañana.

El asteroide, catalogado como “potencialmente peligroso” , es de tamaño medio, con un diámetro de entre 175 y 240 metros, y pertenece a la categoría Apolo (así se denominan los asteroides cuya órbita alrededor del Sol es más grande que la de la Tierra. Viaja a una velocidad de unos 7.000 kilómetros por segundo y pasará a 4.908.499 kilómetros de nuestro planeta.

Noticias relacionadas

Las posibilidades de que llegue a colisionar con la Tierra son, no obstante, muy remotas. Se considera “potencialmente peligroso” porque su trayectoria es lo suficientemente cercana a la Tierra, pero sin entrañar peligro. Los asteroides son cuerpos celestes, que se mueven en órbitas, ya sean de excentricidad escasa o considerable alrededor del Sol, y cuya inclinación sobre la elíptica puede ser de cualquier ángulo. “Algunos asteroides y cometas siguen caminos orbitales que los llevan mucho más cerca del Sol de lo habitual y, por lo tanto, de la Tierra”, explica la NASA en un comunicado.

Estos asteroides son constantemente monitoreados por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, usando un sistema automatizado llamado Sentry. El último que se aproximó a la Tierra fue detectado el pasado abril.