Sin peligro de colisión

Un gran asteroide pasa cerca de la Tierra sin generar riesgo

El cuerpo rocoso, calificado como "potencialmente peligroso" porque pasó a dos millones de kilómetros del planeta, alcanzó su punto de mayor aproximación el domingo a las tres de la tarde

Asteroide 2020 QG, que pasó a 2.950 kilómetros de la Tierra en agosto del año pasado sin ser detectado por la NASA.

Asteroide 2020 QG, que pasó a 2.950 kilómetros de la Tierra en agosto del año pasado sin ser detectado por la NASA. / Pixabay

2
Se lee en minutos
El Periódico

Se vio apenas como un punto en la óptica de un telescopio, pero el asteroide más grande en acercarse a la Tierra en 2021 ha pasado este domingo a unos dos millones de kilómetros de distancia de nuestro planeta, en una trayectoria que no implicaba riesgo de colisión.

"¡Oh sí, amigos! ¿Ven ese punto de luz? Ese punto de luz es el asteroide", ha dicho este lunes el astrofísico Gianluca Masi del Virtual Telescope Project, basado en Italia, que siguió con sus ópticas la roca tras su máximo acercamiento.

El cuerpo rocoso alcanzó su punto de mayor aproximación a nuestro planeta este domingo a las tres de la tarde hora española, según el Observatorio de París. En ese momento, quedó a 2.016.158 km de la Tierra, es decir, unas cinco veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna.

Bautizado 2001 FO32 y de menos de un kilómetro de diámetro, el objeto pasó a 124.000 km/h, según la NASA. El canal YouTube del Virtual Telescope Project mostró una imagen granulada con un pálido punto.

No hubo "riesgo de colisión"

La agencia espacial estadounidense había precisado que no existía "riesgo de colisión con nuestro planeta". Su trayectoria es "suficientemente conocida y regular" para descartar cualquier peligro, según los expertos del Observatorio de París.

Sin embargo, el gran cuerpo rocoso fue clasificado como "potencialmente peligroso", como todos los asteroides cuya órbita se sitúa a menos de 19,5 veces la distancia entre la Tierra y la Luna -este pasó a solo cinco veces- y cuyo diámetro es superior a 140 metros -tenía un kilómetro-.

Astrónomos de todo el mundo "persiguen incansablemente" esta categoría para elaborar el inventario más exhaustivo posible, subraya el Observatorio, recordando que el primer asteroide (y el más grande), Ceres, fue descubierto en 1801.

El asteroide 2001 FO32 fue descubierto en marzo de 2001 y su trayectoria está siendo seguida desde entonces. Pertenece a la familia de asteroides geocruceros Apolo, que dan la vuelta al Sol en al menos un año y pueden cruzar la órbita terrestre.

Mucho para aprender

"Actualmente, sabemos poco sobre este objeto, así que este encuentro tan próximo nos da una oportunidad increíble para aprender mucho" sobre él, según Lance Benner, científico del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, del que depende el Centro de Estudios de Objetos Próximos de la Tierra (CNEOS).

La trayectoria no tiene nada que ver con la de las estrellas fugaces, asteroides muy pequeños que forman una línea luminosa que divide el cielo en una fracción de segundo.

Ninguno de los grandes asteroides catalogados tiene opciones de estrellarse contra la Tierra en el próximo siglo.

Noticias relacionadas

Entre 80 y 100 toneladas de material procedente del espacio, como pequeños meteoritos, caen sobre la Tierra a diario, según la NASA, sin que esto suponga riesgo alguno. Pero objetos más grandes plantean la amenaza de una gran destrucción por la energía que pueden crear a raíz de la velocidad que llevan.

En 2013, un objeto de unos 60 metros de diámetro explotó sobre un punto cerca de la ciudad rusa de Cheliábinsk, generando 30 veces la fuerza de la bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima, Japón, en la Segunda Guerra Mundial.