El segundo verano de la pandemia

Turismo sostenible y viajes virtuales hacia el sudeste asiático

Mireia y Lila, impulsores de un proyecto para viajar de forma virtual por la zona del Índico.

Mireia y Lila, impulsores de un proyecto para viajar de forma virtual por la zona del Índico.

  • La irrupción del coronavirus obligó a Mireia y a Lila a cambiar el sentido del viaje grupal que estaban organizando a Sri Lanka

  • Ambas han puesto en marcha un proyecto para construir una comunidad viajera

3
Se lee en minutos
Noèlia Villar

Mireia y Lila son dos enamoradas de los viajes y fascinadas de Sri Lanka que tuvieron que cambiar el sentido de su proyecto. La idea era organizar el viaje en un grupo reducido de máximo 10 personas. Empezaron a redactar el recorrido de la ruta para publicarla en una página web y al ver que la situación sanitaria se alargaba, se vieron obligadas a darle la vuelta a su proyecto y organizaron un viaje virtual.

Ellas dos llegaron a la isla en distintos momentos y por distintas razones. La pasión por el país y las ganas de compartirlo desde su experiencia fue lo que las unió. Mireia vivió en Sri Lanka hasta el mes de abril y Lila estuvo durante un año viviendo allí. Se conocieron en dos días y de allí surgió una maravillosa amistad. Enamoradas del país, tenían la necesidad de enseñar a la gente como es Sri Lanka y todo lo que habían aprendido. Fue entonces cuando en mayo de 2020 lanzaron el proyecto que bautizaron como 'Sello índico'.

Durante el verano trabajaron la web y el contenido sobre el viaje y en diciembre ya empezaron con la primera edición. Cogieron el itinerario del viaje real de 12 días y lo intentaron plasmar a través de vídeos de diferentes lugares que hizo un joven del país. Había contenido en documentos pdf sobre un viaje cada día explicando lo que estarían visitando. Por la tarde mandaban ellas sus experiencias del lugar a través de audios y al grupo de WhatsApp que tenían con todos. Además iban proponiendo un par o tres de preguntas al grupo basándose en los tres hilos conductores que marcan sus viajes, que son el turismo responsable, la cooperación (colaboran con la oenegé Ayuda Sri Lanka) y el tema de la introspección y meditación. Su idea es construir una comunidad viajera que comparta las inquietudes que tienen ellas, crear vínculos más fuertes y más íntimos. Como dice Lila, “es enriquecedor compartir y aprender entre todos”.

Hicieron otro viaje virtual en febrero y a partir de aquí se les ocurrió la idea de hacer un retiro temático de dos días que harán de cara a septiembre con la meditación como hilo conductor además de dar a conocer el país. Lila asegura que “cuando el covid lo permita vendrá el viaje grande”.

Han vinculado 'Sello índico' con un operador local de Sri Lanka y con él van a empezar a trabajar también “de puente” para compartir posibles itinerarios a medida que una persona, familia o pareja pueden hablar con ellas y de esta manera les puedan hacer una asesoría personalizada. Es decir, preparan los viajes grupales como acompañantes, la asesoría personalizada, el retiro y los viajes virtuales.

Los viajes después de la pandemia

Hoy se siguen adaptando a la situación a medida que van pasando los días y cambiando las condiciones. A pesar de la situación sanitaria actual, en un principio los viajes serán tal y como los tenían planeados, aunque, según asegura Lila, allí se está vacunado y no hace falta tomar tantas medidas. Aun así, prefieren esperar y adaptarse con los viajes virtuales de momento. “La idea es poder hacer el viaje cuando se den las condiciones más óptimas. No nos merece la pena irnos allí y no poder hacer lo que queríamos”. Afirma que “la manera de viajar ha cambiado, la gente va a ir con más miedo. La parte local también nos va a recibir con más miedo. Me preocupa no poder estar relajada y poder compartir con la gente de allí sin que se pueda crear tensión.”  Habla además de todo el tema de protocolos, mascarilla, conductores de los taxis y furgonetas que van vestidos con epis y PCR que hay que tener en cuenta.

En su caso, la pandemia no ha hecho que disminuyan sus ánimos por viajar sino más bien todo lo contrario. “Las ganas han aumentado, nos vamos realimentando haciendo los viajes virtuales. El primer viaje va a ser algo muy especial”. Además, asegura que la pandemia en cierta manera les ha ido bien porque se han podido dar a conocer a través de las redes sociales y gracias a este tiempo ha nacido su proyecto.

Noticias relacionadas

La idea que tienen ahora es ir haciendo un par de viajes al año, de entrada en Sri Lanka. De hecho, la idea de denominar 'Sello índico' al proyecto parte de la intención de organizar viajes a otros países de esa región, como por ejemplo la India.

 

Temas

Viajes