Quinta ola

3 de cada 4 críticos en el Hospital Vall d'Hebron no están completamente vacunados

  • "Ahora los jóvenes que tenemos son mayoritariamente personas embarazadas, obstétricas, o cesarías", alerta el jefe de la UCI, Xavier Nuvials

Una uci del edificio Garbí, de Vall d’Hebron, dedicado a pacientes covid.

Una uci del edificio Garbí, de Vall d’Hebron, dedicado a pacientes covid. / Ferran Nadeu

3
Se lee en minutos
El Periódico
ACN

Tres de cada cuatro críticos ingresados actualmente en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital de Vall d'Hebron son personas que o bien no están vacunadas o bien no tienen la pauta completa. Los contagios mantienen saturado este centro médico, con todas sus camas UCI ocupadas pese a que hay habilitadas tres veces más plazas que en un verano previo al covid. La media de edad de los actuales pacientes ha subido en esta fase avanzada de la quinta ola; pues si al principio de la misma había un grueso importante de contagiados de 30 años para abajo, actualmente las medias de edad han subido y van de los 30 a los 50 años; según ha explicado el jefe de la UCI, Xavier Nuvials; en declaraciones a la agencia ACN.

"El perfil de paciente ha ido cambiando con la quinta oleada", indica Nuvials. La primera semana de esta oleada tuvieron gente muy joven, por debajo de los 30. Los que ingresan ahora, dice, siguen siendo jóvenes pero la franja mayoritaria se sitúa por encima de los 30. "Ahora los jóvenes que tenemos sueño mayoritariamente personas embarazadas, obstétricas, o cesáreas", comenta. El jefe de sección de la UCI afirma que ahora mismo hay nueve pacientes ingresadas entre enfermas gestantes o que acaban de parir.

Pese a que actualmente el Hospital del Vall d'Hebron tiene todas las camas UCI ocupadas, desde la dirección del servicio esperan que la bajada de ingresos a planta se empiece a notar en la unidad de cuidados intensivos de aquí a siete o diez días. Según Nuvials, actualmente hay 74 camas abiertas, de los cuales cerca de 60 están ocupados por pacientes covid. Es decir, la mejora que se aprecia en las plantas de hospitalización y la bajada de los contagios en la calle todavía no lo han notado a la UCI, asegura. "Esperamos que a partir de la semana que viene lo notemos", añade. Según explica, 3 de cada 4 pacientes críticos no están vacunados o tienen la pauta incompleta y la franja de edad mayoritaria ahora es la de 40-50-60 años. Entre los más jóvenes hay sobre todo gestantes.

Reorganización por vacaciones

Nuvials recuerda que la quinta oleada ha llegado después de un año y medio de actividad con "cierto agotamiento" del personal sanitario. Por eso, argumenta, se ha intentado mantener los turnos de vacaciones, que ya se procuraron espaciar a lo largo del verano. Aun así, explica que han tenido que abrir más camas de los habituales en estas fechas -tres veces más- y por eso ha hecho falta la implicación en el cuidado de los pacientes covid de todos los servicios activos en el hospital.

En el caso de los pacientes críticos el personal de la UCI ha recibido ayuda de servicios como anestesiología o pediatría, por ejemplo, para afrontar el verano. "De momento la asistencia está siendo correcta y no hemos tenido que anular vacaciones del personal", concluye.

Un mes de quinta ola

Noticias relacionadas

Hace poco más de un mes, el 1 de julio, las UCI catalanas registraron la cifra más baja de pacientes ingresados por covid en los últimos meses: 115. Había pasado la festividad de Sant Joan y acabado el curso académico y escolar y Catalunya se encontraba en plena desescalada, sin prever que pronto llegaría la quinta oleada. La realidad en los hospitales empezó a cambiar progresivamente los días siguientes y a partir del 7 de julio, cuando había 138 críticos, los números solo crecían. Una semana después, el 14 de julio, había 237 (+99). Siete días más tarde, el 21 de julio, los críticos a las UCI ya eran 404 (+167) y el día 28 eran 558 (+154).

El lunes 2 de agosto se registró un pico de 589 ingresados en cuidados intensivos, el dato más alto de las últimas semanas y un número que no se veía desde febrero. El martes, no obstante, por primera vez en casi treinta días, la cifra bajó y se situaba en 581 (-8). Desde entonces, la cifra global de los pacientes críticos registrados en Catalunya ha bajado ligeramente pero viernes volvió a subir (588). Habrá que esperar unos días para ver si la bajada se estabiliza o continúan fluctuando los ingresos a las UCI.

Temas

Coronavirus