Operación de los Mossos

Desarticulados en Barcelona dos violentos grupos de atracadores

Los cuatro detenidos asaltaban establecimientos comerciales de toda Catalunya

3
Se lee en minutos

Los Mossos han detenidos a cuatro hombres en la capital catalana e Igualada (Barcelona) integrantes de dos grupos de atracadores que actuaban con violencia en sus asaltos a establecimientos comerciales de toda Catalunya.

La policía catalana ha informado este sábado en un comunicado de que las detenciones se practicaron el pasado 24 de julio y de que a todos ellos se les atribuyen, al menos, seis atracos.

Uno de los dos arrestados en Igualada se encontraba en libertad tras huir el pasado 5 de julio por el asalto con armas de fuego a un bingo de Barcelona junto a otros dos hombres, un grupo criminal al que se vincula con una docena de asaltos violentos a establecimientos comerciales de Catalunya.

En Igualada

A los dos hombres detenidos en Igualada se les imputan tres robos violentos: en una sala de juegos de Lleida, en un hotel de Mollerussa y en un establecimiento hosteleros de Foronolleres.

Los dos detenidos en Barcelona, por su parte, fueron arrestados tras ser sorprendidos in fraganti en el robo a una tienda de telefonía de la ciudad. Se les vincula, igualmente, con dos robos más.

En este caso, los dos hombres entraron con un cuchillo de grandes dimensiones en una tienda de telefonía del Eixample de Barcelona, amenazaron a un trabajador y se llevaron varias móviles y 250 euros en efectivo.

Varios testigos que presenciaron el atraco intentaron impedirlo cuando los hombres huían en un ciclomotor robado, cuyo conductor hizo varias maniobras para zafarse de las personas y embistió a dos de ellas, una de las cuales iba en silla de ruedas.

Este accidente, precisa el comunicado, permitió que uno de los dos hombres fuera retenido por diversas personas mientras el otro huía tras intimidar con un cuchillo al resto de viandantes que querían cogerlo.

Un policía fuera de servicio

Un mosso que estaba fuera de servicio y que estaba por la zona inició una persecución. En dos ocasiones, precisa la policía, el atracador lo amenazó con el cuchillo con la intención de herirlo.

El hombre, en esa cadena de acontecimientos, empujó al propietario de otra moto que estaba aparcada con la intención de llevársela, lo que fue aprovechado por el mosso para conseguir detenerlo.

Las investigaciones posteriores han permitido vincular a estos dos detenidos con otros dos robos violentos en Barcelona, uno a otra tienda de telefonía, de donde se llevaron diversos dispositivos valorados en 4.500 euros y unos 400 euros en metálico, y el segundo a un hotel, delitos cometidos los días 13 y 22 de julio.

Estos dos detenidos, de nacionalidad española y de 36 y 24 años, suman 23 detenciones por hechos similares. Uno de ellos, desde el mes de febrero hasta su detención ahora, suma ocho atracos violentos.

El mismo día de este atraco, sobre las 23:15 horas, dos personas que viajan en moto entraron con el casco puesto y navajas en la mano en una sala de juegos del barrio de Balàfia de Lleida, donde amenazaron a un trabajador del establecimiento y le hirieron, si bien finalmente abandonaron el local sin conseguir llevarse nada.

Numerosos antecedentes

Media hora más tarde, explican los Mossos, la policía fue avisada desde un establecimiento hotelero de Mollerussa de que dos personas que se desplazaban en moto habían intimidado con un cuchillo de cocina a los trabajadores y se habían llevado 260 euros de la caja registradora.

Una hora más tarde de ese hecho, las mismas dos personas amenazaron con el mismo cuchillo a la trabajadora de un restaurante y lanzaron la caja registradora al suelo, produciendo daños y llevándose unos 450 euros.

Este tercer delito constató que los atracadores estaban siguiendo una ruta por la autovía A-2, por lo que los Mossos de Igualada establecieron un dispositivo para su localización en esta vía, en la que los atracadores hicieron varias maniobras temerarias para evitar su detención.

Noticias relacionadas

Al ser cacheados, los agentes encontraron dinero en efectivo y varios objetos que permitían vincularlos a los atracos de Lleida, Mollerussa y Fonolleres.

Los dos detenidos por estas acciones son de nacionalidad española, tienen entre 21 y 34 años y residen en Montornès del Vallès y Barcelona. El mayor de los dos tiene 54 antecedentes policiales, la mayoría por robo.