CAMPAÑA DE CONSUMO

Más cerca de la ciudadanía para proteger sus derechos

Defender los colectivos más vulnerables es una de las prioridades en materia de consumo del nuevo Gobierno, que presenta una campaña para empoderar a los consumidores

El conseller d’Empresa i Treball, Roger Torrent, con el director de l’Agència Catalana del Consum, Francesc Sutrias, durante la presentación de la campaña

El conseller d’Empresa i Treball, Roger Torrent, con el director de l’Agència Catalana del Consum, Francesc Sutrias, durante la presentación de la campaña / Departament d'Empresa i Treball / Jordi Salinas

4
Se lee en minutos

La política de consumo es estratégica, necesaria y útil para la sociedad. Por eso, el Gobierno encara una nueva etapa en la que será exigente en la protección y defensa de los derechos de los consumidores. Con el objetivo de acompañar y empoderar a la ciudadanía en cuanto a sus derechos, el Departament d'Empresa i Treball ha presentado la campaña A prop teu (Cerca de ti).

Proteger los colectivos vulnerables, promocionar los sistemas extrajudiciales de resolución de conflictos y actualizar la Ley del Código de consumo son algunas de las líneas estratégicas y actuaciones principales en materia de consumo que impulsará esta legislatura a través de la Agència Catalana del Consum (ACC).

Garantizar los derechos básicos del consumidor vulnerable

“Seremos exigentes en la protección de los derechos de los consumidores más vulnerables, en especial el derecho a la vivienda y a los servicios básicos”. Así lo remarcó el conseller d'Empresa i Treball, Roger Torrent, en el marco de la presentación de la campaña A prop teu (Cerca de ti), acompañado del director de la ACC, Francesc Sutrias.

Cartel de la campaña A prop teu (Cerca de ti) de la Agència Catalana del Consum

/ ACC

Con este objetivo, las campañas de inspección y de control del mercado que lleva a cabo la ACC este año hacen hincapié, fundamentalmente, en garantizar el derecho a la vivienda con el cumplimiento de la normativa de contención del precio de los alquileres o del alquiler social obligatorio a unidades familiares vulnerables por parte de grandes tenedores y la protección de las personas a la hora de acceder a los suministros esenciales de agua, luz y gas, de acuerdo con la Ley 24/2015 para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética, así como los derechos de los consumidores en la contratación de servicios básicos como las telecomunicaciones, los transportes o los servicios financieros.

Buscar soluciones más allá de la vía judicial

Otra de las prioridades de la legislatura es impulsar los sistemas alternativos para resolver conflictos entre consumidores y empresas, puesto que la mediación y el arbitraje son mecanismos ágiles, gratuitos y efectivos para resolver las reclamaciones de consumo por vías extrajudiciales.

En esta línea, la ACC emprenderá campañas para fomentar la adhesión al Sistema Arbitral de Consumo como sello de calidad para las empresas. Además, señala que será persistente reclamando al gobierno español que se modifique la legislación estatal vigente en relación con el arbitraje de consumo, que actualmente prevé que sea un sistema voluntario, para que pase a ser obligatorio para las empresas en reclamaciones de importes inferiores a 3.000 euros.

A prop teu (Cerca de ti), testimoniales para empoderar los consumidores

La Agència Catalana del Consum es el principal organismo público de defensa de los derechos de los consumidores en Cataluña y alienta a la ciudadanía a empoderarse en cuanto a sus derechos acudiendo al organismo.

Con ese objetivo, acaba de presentar la campaña A prop teu (Cerca de ti), una serie de videos testimoniales que recogen casos reales de incidencias relacionadas con la contratación de servicios o la compra de productos que, gracias a la intervención de la ACC, se han podido resolver mediante la mediación y el arbitraje de consumo o por la actuación de la inspección de consumo. Los casos incluyen la cancelación de un vuelo, la suspensión de un viaje o el cambio de fechas de un concierto.

Adaptar la ley a los nuevos hábitos de consumo y realidades socioeconómicas

En los últimos años se han producido cambios socioeconómicos y han surgido nuevos hábitos de consumo que no se contemplan a la Ley del Código de consumo de Cataluña del 2010. El Gobierno prevé revisar y actualizar esta ley, de forma que desarrolle el concepto de consumo responsable, en el sentido más amplio, para mejorar la protección del medio ambiente, potenciar una economía más circular y evitar el sobreendeudamiento de las familias o el derroche alimentario.

Entre otros, la reforma incluye medidas como, por ejemplo, la regulación de la información medioambiental que se tiene que proporcionar sobre los productos en los puntos de venta, la inclusión de una definición de consumidor vulnerable para reforzar la protección de los colectivos más desfavorecidos y la incorporación como infracción de consumo de las conductas sexistas o el uso de estereotipos de género en la publicidad o en la contratación. Otro de los aspectos destacables es la adaptación de la norma a los nuevos modelos de consumo a través de Internet, especialmente en cuanto a las relaciones de consumo mediante plataformas digitales.

Paralelamente, el Gobierno quiere dar un nuevo impulso en la Escola de Consum de Catalunya como herramienta sustancial para promover un consumo consciente y responsable y ente de referencia para la formación y la investigación en materia de consumo.

Para mayor información, se puede consultar en el web de la Agència Catalana del Consum.