Sin medidas de seguridad

Las playas de Barcelona se llenan en la primera noche de nuevas restricciones

Un grupo hace botellón en la playa del Somorrostro, tras el cierre de los establecimientos de ocio nocturno en Barcelona.

Un grupo hace botellón en la playa del Somorrostro, tras el cierre de los establecimientos de ocio nocturno en Barcelona. / JORDI OTIX

1
Se lee en minutos
El Periódico

Las playas de Barcelona se han llenado la madrugada del viernes de centenares de personas en la primera noche de nuevas restricciones de la Generalitat para contener la expansión del covid. El hecho de que los establecimientos de ocio hayan cerrado a las 00.30 horas ha arrastrado a numerosas personas a la arena, aunque se ha visto menos gente que en fines de semana anteriores. El veto de encuentros de más de 10 personas también es vigente desde el jueves, cuando el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya lo avaló.

En una entrevista en El matins de TV3, al ser preguntado por esta acumulación de público en las playas, el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha justificado de nuevo la petición del toque de queda para frenar la escalada de contagios de la pandemia, una restricción que debería acabar con las imágenes de playas repletas de gente de madrugada:

Elena también ha aprovechado para instar a aquellos municipios que no tengan toque de queda y detecten concentraciones de personas en sus playas a avisar a los Mossos d'Esquadra, que enviarán efectivos:

Dos millones de euros en horas extras

El coste de horas extra de agentes de la policía autonómica será de unos dos millones de euros.

Noticias relacionadas

Los municipios afectados por el toque de queda ahora son 161 pero se revisarán semanalmente, en función de la situación de la pandemia.