Tras el suicidio de una alumna

La escuela Manyanet defiende sus protocolos contra el acoso escolar

  • Docentes y familias aseguran que el centro dispone de una normativa contra el bullying y que en la última década ha abierto hasta ocho expedientes

Colegio Pare Manyanet en Sant Andreu

Colegio Pare Manyanet en Sant Andreu / JORDI OTIX

2
Se lee en minutos
El Periódico

El equipo docente y la asociación de padres y madres del colegio Manyanet de Sant Andreu, uno de los centros que investigan los Mossos d'Esquadra por el suicidio de una alumna, defienden que la escuela cumple con los protocolos contra el acoso escolar. En un comunicado remitido a los medios de comunicación, ambas entidades se muestran consternadas por el fallecimiento de Kira López, una joven de 15 años que el pasado 19 de mayo se quitó la vida poco antes de que comenzaran las clases en dicho centro, pero niegan que la escuela no haya actuado correctamente para prevenir los casos de 'bullying' entre su alumnado.

El profesorado argumenta que, en los casos donde se ha detectado acoso escolar, se ha seguido el protocolo correspondiente y se ha actuado de manera coordinada con los responsables de las administraciones. En la última década, esgrime el centro, se han abierto hasta ocho expedientes por indicios de acoso. "En todos los casos la administración educativa ha concluido que no había acoso. Tampoco hemos tenido ningún condena de los diversos organismos públicos que permanentemente tutelan nuestra labor educativa", defienden. Asimismo, la escuela niega que varios alumnos del centro de hayan marchado por problemas de acoso escolar

Investigación en marcha

Noticias relacionadas

Tanto docentes como familias se muestran dolidos por las "descalificaciones" y los "ataques personales" publicadas en los últimos días en medios de comunicación y redes sociales sobre el suicidio de la joven y piden ser "respetuosos y prudentes con las manifestaciones públicas". "Esperamos que una vez llevadas a cabo todas las diligencias, contrastados los hechos y finalizadas las investigaciones, se pueda saber qué pasó [con el suicidio de la alumna]. Y si algo no se ha hecho bien, seremos los primeros en exigir responsabilidades y promover los cambios pertinentes", comunican desde la dirección docente de este centro.

Tal y como avanzó este diario el día 10 de junio, los Mossos d’Esquadra, el Consorci d’Educació de Barcelona y el Síndic de Greuges investigan los casos de suicidio detectados en los últimos años en los colegios de Barcelona pertenecientes a la congregación Manyanet. En una reciente entrevista a TV3, el conseller d’Educació, Josep Gonzàlez-Cambray, ha afirmado que si se probara que el colegio actuó con mala praxis no descartan actuar "con la máxima contundencia" e incluso abrir la vía penal. El caso está bajo investigación y las autoridades siguen trabajando para aclarar los hechos.