Acababa el jueves

El 'Ángeles Alvariño' seguirá buscando a Anna y Tomás Gimeno unos días más

La Guardia Civil ya busca otras soluciones técnicas para intentar seguir la inspección

El buque oceanográfico ’Ángeles Alvariño’.

El buque oceanográfico ’Ángeles Alvariño’. / Andrés Gutiérrez

3
Se lee en minutos
Pedro Fumero

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño permanecerá en la zona de búsqueda unos días más para continuar con los trabajos de localización de los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno, en el fondo de mar ante la costa de Tenerife.

Tras varias prórrogas de su permanencia en la zona de Tenerife, el barco, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ampliará unos días más su despliegue para seguir con las labores de rastreo en la zona marítima marcada por los investigadores de la Guardia Civil.

Así lo ha informado esta tarde la Delegación del Gobierno de Canarias, según recoge el diario El Día, del grupo Prensa Ibérica.

De forma complementaria, el Instituto Armado está realizando las gestiones pertinentes en el ámbito civil para poder disponer de soluciones tecnológicas que permitan sustituir al buque en las labores de búsqueda.

Está previsto que el buque regrese próximamente al puerto de Santa Cruz de Tenerife para realizar labores de mantenimiento del equipo.

Este equipo, apto para trabajar hasta 2.000 metros de profundidad, tiene una operatividad limitada para trabajos continuados.

Petición de la madre

Joaquin Amills, portavoz de Beatriz Zimmerman, madre de Anna y Olivia, había hecho pública una carta en la que suplica, en nombre de esta, que el buque Ángeles Alvariño prosiga con la búsqueda de la pequeña Anna.

La carta íntegra, que está dirigida a la Casa Real de su Majestad el Rey, Presidencia de la Nación, Ministerio de Interiorm Ministerio de Igualdad, Ministerio de Justicia, Dirección General de la Guardia Civil, Delegación de Gobierno en Canaria, Instituto Español de Oceanografía, Cabildo de Tenerife, Partidos Políticos con representación parlamentaria, Administraciones e instituciones de la Nación, es la que sigue:

En nombre de Doña Beatriz Zimmerman de Zárate madre de las pequeñas Olivia y Anna y en calidad de portavoz de la familia, dirijo a las administraciones arriba indicadas la siguiente SUPLICA

Noticias relacionadas

El pasado 27 de Abril las pequeñas Olivia de seis años y Anna de un año fueron secuestradas por su padre Tomas Gimeno, quien según el auto del Juzgado de primera Instancia de Instrucción nº 3 de Guimar fueron asesinadas el mismo día por su progenitor y arrojados sus cuerpos al océano y lastrados a una profundidad de mil metros. Gracias a la labor de Guardia Civil y de los profesionales del buque ANGELES ALVARIÑO desplazado desde Vigo para esta búsqueda, fue localizado el pasado 10 de Junio el cuerpo sin vida de la pequeña Olivia. Es de suponer que en la bolsa vacía que estaba junto a Olivia contenía el cuerpo de Anna que por motivos de la rotura de la misma no se encontró. Suponemos de acuerdo al auto antes indicado que Tomas Gimeno acabo con su vida la madrugada del 28 de Abril lastrando su cuerpo en el Océano, en ubicaciones que la investigación de Guardia Civil ha proyectado. Para poder cerrar este horroroso crimen es necesario encontrar el cuerpo de la pequeña Anna y el de su asesino. Según nos comunican oficialmente la búsqueda terminará mañana JUEVES 16 de Junio, lo cual nos deja perplejos y angustiados como a toda la sociedad española así como fuera de nuestras fronteras que comparten con la familia el dolor por tan cruel acto machista, acabando con la vida de dos inocentes niñas solo para infligir el máximo dolor a la madre. 

Es por ello que SUPLICAMOS: Que la búsqueda de Anna y de su presunto asesino Tomas Gimeno NO CESE hasta que todas las zonas de sus posibles ubicaciones estén totalmente y de forma exhaustiva revisadas y así quede avalado por los investigadores de la Guardia Civil. Pedimos que la búsqueda de Anna y de su presunto asesino Tomás Gimeno NO cese por otros motivos como puedan ser compromisos de trabajo, económicos o técnicos. La familia de Olivia y Anna no podrá tener paz hasta recuperar el cuerpo de la pequeña y sobre todo el del presunto asesino, sería ello un dolor, angustia y horror añadido en este caso a la víctima que es Beatriz Zimmerman ante la remota idea de que semejante monstruo siga con vida.