Preocupación mundial

Variante delta: ¿en qué se diferencia del resto de variantes?

  • Madrid confirma que la variante secuenciada en la India, la Delta, se mueve ya libremente por el país. Existe transmisión comunitaria de la cepa conocida como B.1.617.2.

  • Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Suiza y España han detectado este linaje en sus territorios

Variante delta: ¿en qué se diferencia del resto de variantes?
6
Se lee en minutos
El Periódico

Las autoridades sanitarias en la Comunidad de Madrid confirman que la variante secuenciada en la India, la Delta, se mueve ya libremente por el país. Existe transmisión comunitaria de la cepa conocida como B.1.617.2.

El viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, insiste en que "podría convertirse en las próximas semanas en la cepa predominante en España".

Los datos analizados a lo largo de esta última semana por la Comunidad de Madrid indican que "se han detectado 18 casos de la variante Delta" que habrían de sumarse a los cuatro que ya fueron detectados con anterioridad.

Y las cifras podrían seguir aumentando, según palabras del propio viceconsejero Zapatero, en el momento en el que se terminen de secuenciar otro número importante de casos detectados.

Una circunstancia similar a la vivida en el Reino Unido hace algunas semanas, a la que podríamos habernos anticipado.

Una vez más volvemos a perder la ventaja que teníamos con respecto al virus. Ahora, toca hacerle frente.

La preocupación sobre la expansión de un nuevo linaje del coronavirus: la (mal) llamada ‘variante india’ (o B.1.617). El hallazgo de una nueva variante no resulta de por sí sorprendente, pues cuanto mayor sea la expansión del virus mayor es la probabilidad de que broten nuevas mutaciones del patógeno. Preocupa, eso sí, el efecto que puedan tener estos linajes emergentes sobre el futuro de la pandemia.

¿Es este linaje más contagioso que el de otras variantes?

Los estudios genéticos dibujan el siguiente panorama. La variante B.1.617 presenta unas 15 mutaciones. Dos de ellas, conocidas como E484Q y L452R, se concentran en la espícula del virus; de ahí la denominación de "doble mutante". No es la primera vez que se detectan estas mutaciones, pero sí la primera vez que se detectan juntas. Sobre el papel, según apuntan varios experimentos realizados hasta la fecha, estas mutaciones podrían convertir este linaje en más contagioso y, a su vez, podrían hacer que el virus sea más escurridizo para el sistema inmune. En la práctica, sin embargo, todavía no se ha demostrado que esta variante sea más peligrosa, virulenta o letal que sus antecesoras.

¿Cuándo y dónde se ha detectado?

El 5 de octubre de 2020, las autoridades sanitarias indias registraron la detección de esta nueva variante en la base de datos global GISAID. Cuatro meses más tarde, varios países notificaron el hallazgo de este linaje en su territorio. El 22 de febrero de 2021, Reino Unido identificó un caso; y el 23 de febrero Estados Unidos señaló uno más. En las últimas semanas, Francia, Alemania, Italia, Suiza, República Checa y España también han dado parte de la presencia de esta variante dentro de sus fronteras.

¿Es esta variante ya una preocupación mundial?

Meses después de que se detectaran los primeros casos de coronavirus causados por la variante del virus salida de la India, fuentes oficiales del gobierno de Reino Unido reconocían que la conocida como B.1.617.2, es la causante de las tres cuartas partes de los nuevos contagios y fallecimientos que están teniendo lugar en el país británico.

Una variante que, a principios de mes, la Organización Mundial de la Salud, se apresuró a calificar como "variante de preocupación mundial" a causa de su rápida y sencilla propagación, las peores consecuencias médicas que estaba teniendo en origen y la problemática añadida de que estaba reduciendo la eficacia de las vacunas.

En aquel momento el argumento en el que basó su calificación la Organización Mundial de la Salud fue el de considerar que con los estudios entonces existentes, preliminares todos, se podía probar de forma sobrada el hecho de que la cepa india se propagaba de un modo más sencillo que otras variantes y con consecuencias peores.

Ahora, menos de un mes después de aquella decisión, el gobierno británico pone en alerta al mundo entero confirmando que tres cuartas partes de los nuevos contagios son por culpa de la cepa india.

Una afirmación que no hace si no confirmar los peores presagios de los expertos de la OMS.

El Public Health England (PHE), encargado de servir los datos diarios sobre la pandemia en Reino Unido, confirmó la pasada semana un aumento superior al 50% del número de contagios con respecto a la semana anterior.

Un hecho, que los expertos británicos vinculan directamente a la variante india.

  

¿Cómo están reaccionando las vacunas ante la variante delta?

Otra de las dudas, además de la rápida expansión, que se tuvo desde el principio con la variante india de coronavirus, es si las vacunas actualmente aprobadas por las autoridades sanitarias servirían también o no como barrera ante esta cepa B.1.617.2.

Hasta la fecha, y según ven los expertos británicos, la respuesta es positiva.

Los científicos reconocen que las vacunas actúan correctamente contra la variante india, pero en su pauta completa, existiendo fallas de eficacia cuando solo se ha administrado la primera dosis.

Y ahí es donde está el problema.

Un análisis llevado a cabo por el PHE mostró que tres semanas después de una dosis, tanto la vacuna de Pfizer como la de AstraZeneca experimentaron una caída en la efectividad contra la enfermedad sintomática del 33’5% contra la variante de India.

Con estos datos en la mano, se exige desde las administraciones sanitarias una rápida inoculación de ambas dosis para frenar el posible avance de la cepa india B.1.617.2.

¿Acabará expandiéndose por todo el mundo? ¿Podemos predecir su avance?

Los expertos coinciden en la elevada transmisibilidad de la variante india.

En el caso de España, actualmente, y con los datos oficiales en la mano, el 85% de los casos corresponden a la variante británica, aunque se empieza a reducir su presencia.

La semana pasada ya se detectaron en Madrid dos casos más de la variante india, lo que alerta de la más que alta probabilidad de que empiece a extenderse por el país.

La directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Elena Andradas, confirmaba que esta variante es un 60% más transmisible que el resto, lo que puede confirmar los peores presagios.

Hace falta contundencia en su detección y aprovechar la ventaja actual de la que se dispone, en forma de tiempo, para continuar con la inmunización de la población para evitar un nuevo repunte de casos como lo que se está viviendo estos días en Reino Unido.

Mientras tanto, en la India, origen de este foco de la variante, la situación, aunque sigue siendo terriblemente complicada, mejora de forma ligera.

Tras experimentar a principio de mes el pico máximo de contagios en el país, superando ampliamente los 400.000 casos diarios, ayer, 30 de mayo de 2021, la India notificó 152.000 nuevos casos, los que supone un alivio inmenso para el sistema sanitario.

Aún está lejos de controlar la pandemia en la India, pero a la vista de la curva, parece que lo peor de esta ola, y quizás de toda la serie, ha pasado.

Vietnam: Variante India + británica

La preocupación mundial, aún sin haber explotado la variante india por todo el mundo, llega desde Vietnam.

El país asiático ha detectado una nueva variante que mezcla las cepas india y británica, según ha confirmado el ministro de Sanidad de Vietnam, Nguyen Thanh Long.

La alarma ha saltado mientras se investigaba la secuencia del genoma del virus en los últimos infectados en la región de indochina.

Noticias relacionadas

Podría ser, según el ministro vietnamita, más infecciosa y más resistente que las anteriores variantes.

Pocos más datos sobre esta posible nueva cepa del coronavirus cuando el mundo entero aún no ha terminado de plantarle cara a la variante india B.1.617.2.