Diversidad sexual

Los colectivos trans, en pie de guerra con la intención del PSOE de endurecer su ley

  • El ala socialista del Gobierno pretende que se demuestre la situación estable de transexualidad mediante un testigo o con documentación

  • Las organizaciones inician este martes una protesta que quieren que recorra toda España y sea similar a la que defendió el matrimonio gay

El colectivo pro Ley Trans Euforia durante una concentración frente al Congreso de los Diputados.

El colectivo pro Ley Trans Euforia durante una concentración frente al Congreso de los Diputados. / David Castro

2
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

Los colectivos más representativos de las personas trans en España, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), la Fundación Triángulo y Chrysallis, darán este martes el pistoletazo de salida a una protesta con la que pretenden recorrer España y emular a las movilizaciones en favor del matrimonio gay. Si bien, si en aquella ocasión el PSOE era un aliado y esta vez es el enemigo por su intención de endurecer el borrador de ley trans elaborado por el Ministerio de Igualdad.

El ala socialista del Gobierno no comparte la llamada libre autodeterminación de género que demanda el colectivo y que está recogida en el borrador, donde se establece que una persona trans pueda cambiarse de nombre y sexo en el Registro Civil y, por tanto en el DNI, con su mera "declaración expresa", sin necesidad de aval médico y dos años de hormonación, como se exige en la actualidad.

Los reparos de Calvo

Pero los socialistas quieren introducir más "garantías jurídicas" en el borrador legal diseñado por el departamento de Irene Montero y que se "acredite" que una persona vive una situación estable de transexualidad con algún documento o el testimonio de alguien de su entorno, según ha trasladado a las organizaciones la secretaria de igualdad del PSOE y vicepresidenta, Carmen Calvo, en la reuniones mantenidas en torno al anteproyecto legal.

Si bien, para los colectivos trans estos requisitos supondrían una "tutela y poner a las personas trans en presunción de fraude", según ha subrayado la presidenta de Chrysallis, Ana Valenzuela, en rueda de prensa. A su vez, la presidenta de la FELGTB, Uge Sangil, ha considerado que la propuesta socialista es discriminatoria porque no se exige al resto de la ciudadanía que una persona testifique sobre su condición sexual. "Salvo yo, nadie más sabe quien soy", ha sentenciado.

Las protestas

Noticias relacionadas

Las organizaciones trans han avisado al PSOE que el "derecho a la autodeterminación" es una línea roja y, en defensa de una ley que reconozca esta reivindicación, iniciarán este martes una protesta en Canarias, que les llevará por todo el territorio nacional, con la intención de acabar en Madrid en fechas próximas a la celebración del Orgullo Gay. La campaña lleva por lema 'Exigimos la igualdad trans' y la intención es que, "al igual que con el matrimonio gay, la sociedad se vuelva a echar a la calle para decirle al Gobierno que cree en la igualdad y que quiere que se respete la dignidad de todas las personas", según ha explicado José María Núñez, presidente de la Fundación Triángulo.

La ley trans enfrenta desde hace semanas al PSOE y Podemos, dado que los morados defienden la autodeterminación de género mientras que lo socialistas se han alineado con el feminismo más ortodoxo a la hora de rechazar que "los sentimientos o manifestaciones de voluntad de una persona, sobre si se siente hombre o mujer, tengan automáticamente efectos jurídicos plenos". Este sector del feminismo teme que si se aprueba sin cambios la ley trans impulsada por Montero se "desdibuje a las mujeres" y se pongan en riesgo sus derechos y las políticas públicas de igualdad.