Antes de Semana Santa

La Comisión Europea pide "coherencia en las restricciones a los viajes"

Bruselas evita comentar las restricciones en España a los viajes por el covid-19

Turistas alemanes en el aeropuerto de Palma el pasado mes de junio.

Turistas alemanes en el aeropuerto de Palma el pasado mes de junio. / EFE

Se lee en minutos
El Periódico

La Comisión Europea (CE) rehusó este lunes comentar las restricciones en España a los viajes por el covid-19, pero recordó que Bruselas recomienda asegurar una coherencia entre las medidas aplicadas a los distintos desplazamientos.

"Primero, hay que diferenciar por un lado la libre circulación entre los Estados miembros, que es competencia de la Unión Europea, y por otro las medidas contra el virus dentro de un Estado miembro, que es competencia nacional", dijo en la rueda de prensa diaria de la CE el portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigand.  Añadió que, no obstante, las recomendaciones de Bruselas son importantes en este contexto.

En particular, declaró, "visto que el riesgo de transmisión es similar para los viajes domésticos y transfronterizos, los Estados miembros deben asegurar una coherencia entre las medidas aplicadas a los dos tipos de viajes". Por otra parte, añadió, las recomendaciones de la Comisión Europea piden tener en cuenta "la situación regional más que nacional" en este ámbito.

El turismo alemán aterrizó ayer de nuevo en España animado por la flexibilización de las medidas restrictivas por el covid-19 en los archipiélagos de Baleares y Canarias de cara a la Semana Santa, unos días festivos en los que los nacionales tendrán restringida la movilidad y no podrán desplazarse entre regiones.

Cierre perimetral salvo las islas

Noticias relacionadas

El Ministerio español de Sanidad y los gobiernos regionales acordaron a principios de mes el cierre perimetral de todas las comunidades autónomas, salvo los dos territorios insulares, en esas fechas para evitar una cuarta ola de la pandemia, tras unos meses con los contagios y los fallecimientos fuera de control. A pesar de que los turistas extranjeros podrán visitar el país en Semana Santa, no podrán moverse de la región en la que aterricen.

Además, deberán cumplir con las restricciones que pesan sobre ellos en función de su país de origen y la obligación de presentar una PCR negativa a la llegada a España o de hacer una cuarentena en algunos casos.