La Comunidad de Madrid aplaza al miércoles la apertura de los colegios por 'Filomena'

  • En 3º y 4º de la ESO y 1º y 2º de Bachillerato la vuelta a las aulas será al día siguiente

  • Para compensar el tiempo de presencialidad perdido, se alargará tres días el calendario en junio

Temperaturas bajas después de la nevada.

Temperaturas bajas después de la nevada. / José Luis Roca

Se lee en minutos

La Comunidad de Madrid ha aplazado la apertura de los centros educativos, prevista para este lunes, hasta el próximo miércoles, 20 de enero, con el argumento de que ha sido una "solicitud mayoritaria de los ayuntamientos por los numerosos problemas de accesibilidad a los mismos". Hasta el jueves, de los 2.557 centros públicos y concertados de la región, 1.474 había problemas en los accesos.

Además, la Comunidad de Madrid ha programado la vuelta a los centros de manera escalonada, de tal manera que las clases presenciales se iniciarán el próximo miércoles para los alumnos de Educación Infantil, Primaria y Especial y de 1º y 2º de ESO. Por su parte, los alumnos de 3º y 4º de ESO y de 1º y 2º de Bachillerato, FP, Educación para Adultos y Régimen Especial que este año tienen una modalidad lectiva semipresencial por motivo del COVID-19, retornarán a la presencialidad un día después, el jueves 21 de enero.

En el ámbito universitario, se retoma la actividad en las aulas este próximo lunes, 18 de enero, salvo en aquellos casos puntuales donde ya se ha comunicado un retraso de fechas. Se trata de la Universidad Complutense, que aplaza la vuelta al miércoles, 20 de enero, y la Universidad Autónoma, al lunes, 25 de enero.

Clases online con problemas técnicos

Te puede interesar

Para compensar este tiempo de presencialidad en el aula, que se ha intentado suplir con clases online con bastantes problemas técnicos y a las que no puede acceder todo el alumnado, en Educación Infantil, Primaria y Especial se ampliará en 3 días el calendario escolar establecido inicialmente para este curso, lo que retrasará el final de las clases en junio. 

Durante el el fin de semana y los días posteriores, los operarios contratados por la Comunidad de Madrid seguirán comprobando la situación de los centros educativos para confirmar que, debido a la nevada y la helada posterior, no tienen problemas que puedan afectar a la seguridad del alumnado y del resto del personal.