Alerta por la nueva variante del covid

España no cancela vuelos desde el Reino Unido y espera a la UE

El Gobierno defiende una respuesta "común" después de que Italia, Francia y Alemania suspendan sus conexiones aéreas con el país británico

  • El Gobierno pide “coordinación” a Bruselas y deja claro que “actuará” ante la aparición de una cepa más contagiosa del coronavirus

Pedro Sánchez y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en Bruselas.

Pedro Sánchez y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en Bruselas. / Reuters / Olivier Hoslet

1
Se lee en minutos
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

El Gobierno espera a una respuesta común de la UE a los vuelos desde el Reino Unido, donde se ha detectado una nueva cepa del virus que tiene una capacidad de transmisión mucho mayor. De momento, hasta la reunión del más alto nivel de este lunes, organizada por la presidencia alemana, el Ejecutivo de Pedro Sánchez no cancelará la conexión aérea desde el país británico, algo que sí han hecho, entre otros, Italia, Francia, Alemania, Bélgica e Irlanda. 

“Como medida inmediata ante la situación comunicada ayer por las autoridades británicas, el Gobierno reforzará en aeropuertos y puertos el control de verificación de pruebas PCR a las personas que lleguen del Reino Unido”, señalaron fuentes de la Moncloa. Para poder viajar a España, todo pasajero procedente de una zona de riesgo debe haberse realizado un test de este tipo con resultado negativo en las 72 horas previas al viaje. 

Noticias relacionadas

“El Gobierno defenderá en la reunión urgente la necesidad de adoptar medidas coordinadas sobre los vuelos procedentes del Reino Unido. España mantiene su postura de que cualquier decisión en este sentido debe ser común y evitar la unilateralidad”, continuaron en el Ejecutivo. 

Horas antes, cuando aún no se había producido una videoconferencia entre los 27 que terminó sin acuerdo, la Moncloa había pedido una “respuesta rápida” a las instituciones europeas, señalando que de no haberla España iba a “actuar en defensa de los intereses y derechos de los ciudadanos españoles”.