29 nov 2020

Ir a contenido

VÍDEO DEL TIROTEO

La Policía abate a tiros a un hombre armado en Zaragoza

La persona había amenazado a varios viandantes pero no tiene relación con el yihadismo

Juan José Fernández

Momento en el que, a tiros, la Policía Nacional reduce a un hombre que iba armado por Zaragoza, este domingo. / EL PERIODICO

Agentes de una patrulla de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía en Zaragoza han abatido a tiros este domingo a un hombre de origen africano que había apuntado con un revólver a varias personas en la calle, en la capital aragonesa.

El hombre, Lhoussain Joseph, subsahariano, encañonó a cuatro policías cuando le requirieron la documentación. Ha ocurrido poco antes de las 18:00, según fuentes policiales, a la altura del número 80 la calle Boggiero del barrio zaragozano del Gancho.

En el tiroteo el hombre ha resultado herido en una pierna de un balazo, y ha tenido que ser ingresado en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde evoluciona favorablemente. Según las mismas fuentes, el herido había amenazado a varias personas antes de toparse con la Policía sin dar muestras en apariencia de enajenación mental.

Un vídeo realizado por un vecino recoge los dramáticos momentos de su neutralización por la Policía. Analizada por los agentes tras el enfrentamiento, el arma ha resultado ser real y estaba municionada.

Nuevamente suenan disparos en las calles de ciudades españolas. El hecho de Zaragoza se ha producido menos de 24 horas después del tiroteo con el que agentes de la Guàrdia Urbana de Barcelona redujeron en la tarde-noche de este sábado a un sintecho que se encaró con los agentes blandiendo un cuchillo.

A lo largo de la tarde de este domingo se disiparon las dudas que habían reinado al principio sobre si el detenido y abatido a tiros era un yihadista. Se trata de un delincuente común, informan fuentes policiales, sin relación con el terrorismo. Las sospechas se fundan en la situación de Alerta 4 antiterrorista que vive el país,  con las fuerzas de seguridad extremando la precaución según se acercan las fecas navideñas.