29 nov 2020

Ir a contenido

Tres meses de investigación

La mujer asesinada por su pareja en Sabadell murió asfixiada

El cuerpo fue hallado con signos de violencia el 2 de agosto y el jueves, tras el informe final de la autopsia, fue arrestado el hombre

De confirmarse que es un nuevo caso de violencia machista, se trataría de la víctima número 7 en Catalunya y 38 en el conjunto de España

Guillem Sànchez

Protesta contra la violencia machista.

Protesta contra la violencia machista. / MIGUEL LORENZO

Los Mossos d'Esquadra arrestaron el pasado jueves a un hombre por el asesinato de su mujer cometido el pasado mes de agosto en Sabadell. Han transcurrido tres meses entre la comisión del crimen y la detención del supuesto autor porque ha sido necesario esperar al informe final de la autopsia, según fuentes policiales consultadas por EL PERIÓDICO. 

El cadáver de la mujer fue hallado en un domicilio de la calle de Balari de la capital del Vallès Occidental. Su cuerpo presentaba lesiones que no permitían desmontar la versión de lo ocurrido facilitada por el sospechoso. Según explicó a los policías, se trataba de un suicidio. El examen forense practicado al cuerpo halló indicios de que la víctima había muerto de forma violenta por asfixia

El juez a cargo de la instrucción de este caso recibió la semana pasada el resto de pruebas pendientes -las toxicológicas pueden demorarse hasta tres meses como así ha ocurrido- y el jueves ordenó detención de la pareja de la mujer. El sospechoso pasó el viernes a disposición judicial y tras declarar ingresó en prisión preventiva.

El Ayuntamiento de Sabadell ha decretado un día de luto, ha bajado las banderas a media asta y ha realizado una concentración hoy a las 12.00 horas en señal de protesta por este nuevo caso de violencia machista.

38 en España, 7 en Catalunya

Si la Delegación del Gobierno contra la violencia machista confirma que la víctima murió asesinada por su pareja, el cómputo total se elevaría a 38 en España y a 7 en Catalunya en lo que va de año. Estos crímenes han dejado huérfanos a 16 hijos menores de 18 años. La cifra de 38 víctimas supondría un dato inferior al recogido en años anteriores, un decremento que podría guardar relación con los meses de confinamiento decretados entre los meses de marzo y junio para contener el avance de la pandemia de Covid-19.

Durante esa época, según los expertos, no descendió en ningún caso el maltrato machista, al contrario, aumentó: el encierro facilitó que el grado de control ejercido sobre las mujeres aumentara de forma considerable. Sin embargo, lo que sí descendió de forma brusca fueron las denuncias presentadas en sede policial –los Mossos recogieron un 50% menos– y, sobre todo, los asesinatos dado que estos últimos suelen producirse durante los procesos de separación de las parejas y en aquel periodo fueron muy pocas las relaciones que se interrumpieron.