29 oct 2020

Ir a contenido

CONFLICTO LABORAL

Los MIR comienzan tres días de huelga en Catalunya

Los médicos residentes preparan una parada el 21, 22 y 23 de septiembre con el apoyo del Sindicat de Metges

Tras el fracaso de la último reunión con Salut y con las patronales sanitarias, más de 3.500 médicos internos están llamados a la protesta

El Periódico

Protesta de los médicos internos residentes en Valencia el pasado 27 de julio. 

Protesta de los médicos internos residentes en Valencia el pasado 27 de julio.  / MIGUEL LORENZO

Médicos Internos Residentes (MIR) de Catalunya han convocado desde este lunes hasta el miércoles una huelga del colectivo que esperan que sea "masiva". Los MIR son estudiantes ya graduados en la carrera de Medicina que ejercen de internos durante tres años para formarse en una especialidad. En Catalunya hay 3.500 médicos que ostentan esa condición. 

El portavoz de los MIR catalanes, Alex Mayer, ha declarado a Europa Press que reclaman cambios para poder formarse en su especialidad dentro de su horario de trabajo y mejoras retributivas en el sueldo base y las horas de guardia. "Hemos tenido negociaciones en serio tras la convocatoria de huelga, a base de reivindicaciones, por lo que esperamos que las concentraciones sí sean efectivas para conseguir aquello que reclamamos", ha añadido. El viernes hubo una reunión con el Govern y las patronales para intentar un acuerdo y desconvocar la huelga pero, tras el encuentro, los MIR han mantenido la convocatoria: "Nos dan la razón en todas nuestras reclamaciones pero a la hora de la verdad concretan muy poco", ha criticado.

"Las patronales y el ICS han reconocido abiertamente que tenemos razón", y ha asegurado que han recibido mensajes de apoyo del resto de ramas de profesionales sanitarios.

Servicios mínimos

Mayer ha lamentado que, de cara a la huelga, se les exigen unos servicios mínimos que, a su juicio, no se corresponden con los de que debería hacer un MIR: "Nos ponen mínimos como si fuéramos adjuntos, pero somos personal en formación".

De esta manera, prevé que la atención al paciente "probablemente no se verá afectada", a diferencia de los médicos adjuntos de los centros sanitarios catalanes, que considera que sí notarán un incremento en el volumen de trabajo.

Los médicos han resumido sus reclamaciones en tres bloques: formación, condiciones laborales y mejoras retributivas, y han destacado que muchas de ellas ya están "contempladas por la ley".

Los MIR reclaman que el 15% de la jornada ordinaria se destine a formación de su especialidad, porque actualmente "no tienen horas para ello", así como disponer de 10 días al año para participar en actos formativos.

En cuanto a las condiciones laborales, piden que las jornadas sean de 35 horas semanales y se cumplan las 12 horas de descanso ininterrumpido después de las guardias, así como las 36 de descanso semanal.

También exigen un incremento en el sueldo base --de unos 16.000 euros brutos al año-- para "dejar de ser mileuristas", y también en el pago de las horas de guardia.

Mayer ha dicho que desde 2010 los MIR catalanes cumplen funciones "esenciales" en el sistema sanitario catalán cuando todavía deberían estar formándose.