24 nov 2020

Ir a contenido

VUELTA AL COLE

Salut inicia en Barcelona y L'Hospitalet la caza del virus en los coles

El lunes empieza el cribaje masivo con medio millón de pruebas previstas en escuelas catalanas

Los grupos con un positivo tendrán que ir a clase para realizar las PCR e informarse sobre la cuarentena

Carlos Márquez Daniel

Entrada en la escuela Veïnat de Salt.

Entrada en la escuela Veïnat de Salt. / DAVID APARICIO

Antes de entrar en materia, una aclaración importante para las familias: si un hijo tiene un positivo en su grupo burbuja del colegio, al día siguiente hay que volver a clase para realizar una PCR y recibir instrucciones por parte de la dirección de la escuela y de las autoridades sanitarias. Serán ellas las que determinen el inicio de la cuarentena. El apunte se impone tras la detallada lectura, que invitaba a cierta confusión, del documento que los padres han recibido para permitir realizar esos tests a los hijos. Lo que se busca, en definitiva, es que no se tome la iniciativa sin antes haber pasado por el filtro educativo y de salud. Eso por un lado. Por el otro, para mantener a ralla el avance del virus y evitar que se colapsen los CAP, el Govern ha anunciado que el lunes iniciara el cribaje masivo en las escuelas del que ya dio cuenta el 24 de agosto, empezando por algunas de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat. La previsión es realizar 500.000 pruebas en dos meses.

Josep Maria Argimon, secretario de Salut Pública, ha pasado este viernes por TV3 para aclarar conceptos y resolver algunas dudas que todavía sobrevuelan el ámbito educativo una semana después del inicio del curso 2020-2021. Ha insistido en que en el caso de que un estudiante dé positivo, el resto de sus compañeros deben acudir a la escuela al día siguiente. Pero no para seguir con la lección con normalidad, sino para descartar más casos e informar sobre el funcionamiento y duración del confinamiento, que por ahora es de 14 días, el tiempo estimado de incubación del virus. No ha aclarado si tendrán que entrar a la misma hora, y por tanto, coincidir con el resto de estudiantes del centro, o si bien serán citados más tarde. Lo que parece que mandará es la hora a la que el equipo del Departament de Salut pueda desplazarse hasta el colegio en cuestión para realizar los PCR. El resultado de las mismas se facilitará a través de SMS o telefónicamente.

Sobre el cribaje, no ha avanzado por qué centros se empezará, puesto que todavía se está negociando. En cualquier caso, el lunes las 400 personas contratadas para ejercer de gestores covid en las escuelas, juntamente con las 110 enfermeras y auxiliares de enfermería, empezarán a desplegarse por el territorio para poder llevar a cabo ese medio millón de tests que permitirán medir la temperatura de la presencia del virus en los colegios. En el caso de que un alumno ya haya pasado la enfermedad y tenga en clase un positivo, según informa la conselleria, no será necesario que haga cuarentena ni prueba. ¿Qué será de él al quedarse sin grupo burbuja? Según confirman fuentes de Educació y Salut, siempre que la confirmación de haber pasado la enfermedad llegue a través de una PCR, el chaval podrá seguir las clases con otro grupo estable.

 Sobre el uso obligatorio de mascarilla en las aulas (todos los niños mayores de seis años), el secretario de Salut Pública ha dicho que la desescalada de esta medida será desigual en función del avance del coronavirus en el territorio. En las Terres de l’Ebre, por ejemplo, donde la incidencia es muy inferior, es probable que los grupos burbuja puedan dar clase antes sin la cara cubierta. Sobre el tipo de mascarilla que deben usar los profesores –los sindicatos han sido muy críticos con el material facilitado a los docentes–, sostuvo que las FFP2 no son necesarias en el aula, y que con la quirúrgica es suficiente.