25 oct 2020

Ir a contenido

OPERACIÓN EN CATALUNYA

Desarticulada una red internacional que traficaba con marihuana oculta entre fruta

Detenidos los siete integrantes de la banda, vecinos de Barcelona, Mataró, Castelldefels y Cubelles

Creaban empresas de distribución que ofrecían para el transporte de la droga a ciudades de Europa

ACN

Un coche patrulla de los Mossos d’Esquadra.

Un coche patrulla de los Mossos d’Esquadra. / El Periódico

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil han desarticulado una red internacional que se dedicaba al transporte de marihuana oculta entre fruta. En el operativo policial, han sido detenidos siete hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Los arrestados tienen entre 25 y 42 años, son de nacionalidad española y son vecinos de Barcelona, Mataró, Castelldefels y Cubelles.

La investigación se remonta al octubre del 2019 cuando la policía francesa interceptó un camión de una empresa de transportes de Lleida que llevaba 137,4 kilos de marihuana oculta entre la mercancía. Todo apuntaba que ni el conductor ni la empresa tenían relación con la droga intervenida. Por ello, se abrió una investigación que ha culminado ahora con la desarticulación del grupo de delincuentes.

En una primera fase, la policía constató la existencia de un grupo criminal formado por siete hombres que se dedicaba a crear empresas de distribución de fruta para utilizarlas para hacer envíos de marihuana. El grupo estaba liderado por un individuo de 38 años y vecino de Castelldefels, que era el encargado de buscar naves por toda Catalunya para establecer la sede de esas empresas. Posteriormente, esas empresas eran inscritas en el registro a nombre del resto de implicados.

El procedimiento

Según concluyen los investigadores, el grupo no se dedicaba al cultivo directo de la droga, sino que ofrecía sus empresas para hacer envíos internacionales. El procedimiento consistía en ocultar la marihuana entre una partida de fruta y se contrataba a una empresa de transporte terrestre para hacer el envío a ciudades europeas. Con este método pretendían dificultar su localización.

Sin embargo, el pasado 10 de junio, gracias a la información de Mossos y Guardia Civil, la policía aduanera francesa interceptó en la ciudad de Velles un camión que transportaba 214 kilos de marihuana escondida entre cajas de fruta cuyo destino final era el Reino Unido. La droga iba envasada al vacío y estaba preparada para una imminente distribució.

El grupo desarticulado estaba preparado para distribuir droga por toda Europa, principalmente el Reino Unido y Alemania. 

La investigación continúa abierta para averiguar si los detenidos habían organizado otros envíos de droga y para identificar a los responsables del cultivo. Los siete detenidos pasaron el pasado 3 de septiembre a disposición judicial ante el juzgado de guardia de Granollers, que decretó prisión para cuatro de ellos y libertad con cargos para los otros tres, según ha informado este jueves la policía.