21 sep 2020

Ir a contenido

CRISIS CLIMÁTICA

Las escuelas de Barcelona abren el curso con niveles récord de contaminación

El 95% de ellas llevan tres días superando, en horario escolar, el baremo recomendado de dióxido de nitrógeno

El Periódico

Niñas en la entrada de la escuela.

Niñas en la entrada de la escuela. / EL PERIÓDICO

El pasado 14 de septiembre, las escuelas de Barcelona inauguraron este anómalo curso escolar (pues el primero que se desarrolla en plena pandemia de coronavirus) con unos niveles récord de contaminación atmosférica. Según la plataforma Contaminació a Barcelona #RecuperemLaCiutat, que trabaja con datos de la Conselleria de Territori i Sostenibilitat, este lunes el 98% de los centros escolares superaron, en horario escolar, los niveles recomendados para la media anual de dióxido de nitrógeno (NO2), que es de 40 microgramos por metro cúbico, según la Directiva 2008/50/CE.

Además, según los datos de los últimos tres días, 721 de las 755 escuelas (el 95% de ellas) siguen superando, en horario escolar, los niveles de contaminación recomendados por la media anual. Este miércoles a las 18 horas, la media de NO2 en las escuelas de toda Barcelona era de 32,59 microgramos por metro cúbico. Como recuerda Contaminació a Barcelona, no existe una legislación específica que regule la calidad del aire en las escuelas. 

Según el mapa de Contaminació a Barcelona, los colegios con los niveles más altos de contaminación se encuentran, mayoritariamente, en el distrito del Eixample. De hecho, la más afectada es la escuela de infantil Rosetó, en la calle Mallorca. Le siguen la Escola Pia Balmes (en Sant Gervasi), la escuela infantil Ninets (Eixample), Xiulet (Eixample) e Immaculada Concepció (Eixample). Las que respiran un aire más limpio se encuentran, sobre todo, en Sarrià-Sant Gervasi (a excepción de Pia Balmes) y Horta Guinardó.

"Los niños son uno de los colectivos más vulnerables a la contaminación atmosférica. La evidencia científica de los últimos años nos señala que una exposición continuada a la contaminación produce, además de problemas respiratorios y cardiovasculares, un retraso en el desarrollo cognitivo y neuronal", recuerda la plataforma Eixample Respira.