15 ago 2020

Ir a contenido

EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA

Descienden los pacientes ingresados en hospitales y en ucis de Catalunya

Salut registra 1.367 positivos y 19 muertos por covid-19 en las últimas 24 horas

Beatriz Pérez

Realización de un test PCR, el pasado 14 de julio.

Realización de un test PCR, el pasado 14 de julio. / AP / EMILIO MORENATTI

La situación de la pandemia en Catalunya lleva días estabilizada. Catalunya ha notificado este sábado 1.367 casos positivos más de covid-19 y 19 muertos, según el último balance difundido por la Conselleria de Salut. Aunque no se puede desdeñar el aumento de nuevos contagios, hay dos datos que invitan al optimismo porque reflejan la disminución de la presión asistencial.

Por un lado, las personas ingresadas en los centros hospitalarios catalanes son hoy 534, unas 165 menos que el día anterior. Por otro lado, también han descendido los pacientes que estaban en las unidades de cuidados intensivos (ucis), que han pasado de 103 a 98 este sábado.

En total, desde el inicio de la pandemia, 97.981 personas han dado positivo por pruebas PCR y de otros tipos de test.

Los fallecidos ascienden este sábado a 12.745 personas, de los que 6.991 (11 más que la última notificación del viernes) han muerto en un hospital o centro sociosanitario, 4.118 (uno más) en una residencia geriátrica, 813 (tres más) en un domicilio y 823 (cuatro más) no han sido clasificados por falta de información.

En la comarca del Segrià (Lleida), hay actualmente, según datos de Salut, 64 pacientes ingresados en hospitales, 12 de los cuales están en ucis. El riesgo de rebrote está bajando desde el 21 de julio. "La presión asistencial aún es alta pero, a medida que avanzan los días, los marcadores epidemiológicos se van estabilizando", señala el secretario del Col.legi Oficial d'Infermeres de Lleida (COILL), Miki Caldero. 

Según Caldero, las medidas "tan estrictas" (Lleida y el Segrià salieron esta semana de un confinamiento perimetral de 15 días) están teniendo "efecto", pero advierte de que un tercio de la plantilla de los profesionales de salud están de vacaciones porque el departamento los animó a cogerlas en verano y no más adelante.

Curva "estabilizada"

"A nivel hospitalario y en los centros de atención primaria (CAP) llevamos unos cuantos días con la curva estabilizada", señala este enfermero. 

El mismo destaca que también la situación en Catalunya se está "estabilizando". "Aunque Lleida llevaba semanas saliendo en los medios de comunicación, el miedo realmente surgió cuando aparecieron los primeros brotes en L'Hospitalet de Llobregat. Era un riesgo que se trasladasen a Barcelona y su área metropolitana, la zona más poblada de Catalunya", explica. 

Caldero cree que, aunque sigue habiendo presión asistencial, el territorio no llegará al "colapso de marzo". "Aunque ya hemos visto, con brotes como el del Segrià, que, si bajamos la guardia, en cuestión de días pasas a tener transmisión comunitaria", concluye.