02 dic 2020

Ir a contenido

Ante el aumento de contagios

Un experto cree que en Barcelona harán falta confinamientos domiciliarios "selectivos"

El investigador Àlex Arenas defiende que se tendría que haber confinado perimetralmente L'Hospitalet de Llobregat

El Periódico

Playa de la Nova Icària, en julio.

Playa de la Nova Icària, en julio. / MANU MITRU

El físico e investigador de la Universitat Rovira i Virgili (URV) Àlex Arenas ha considerado que se tendría que haber confinado L'Hospitalet de Llobregat y ha afirmado que harán falta confinamientos domiciliarios "selectivos" si no mejora la situación epidemiológica. En declaraciones en Catalunya Ràdio, ha explicado que "cada vez es más difícil" que se pueda hacer un confinamiento perimetral en Barcelona y su área metropolitana porque crecen las áreas afectadas. 

Arenas ha apuntado que se está produciendo un "éxodo" desde Barcelona hacia otras zonas y que esto aumenta el riesgo de propagación del virus. Por eso, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual para parar esta propagación y evitar medidas más restrictivas.

Arenas, recoge ACN,  ha defendido que cuando se detectó el brote de l'Hospitalet de Llobregat se tendría que haber confinado perimetralmente la zona, como se hizo en el Segrià, e instalar una carpa o unidades móviles para hacer PCR masivos.

Al ser preguntado sobre un confinamiento perimetral de Barcelona, ha explicado que sería un recurso anterior al domiciliario, pero ha planteado que hubiera estado necesario en el inicio del brote, no ahora. "Ahora es muy complicado porque tendría que ser de muchas regiones, de la metropolitana sur, de Barcelona ciudad, de Barcelona norte y del Maresme. Cada vez es más difícil contener con cortafuegos estos brotes", ha reflexionado. 

Arenas ha coincidido con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que los próximos 10 días son "clave" y se ha mostrado convencido que harán falta "algunos confinamientos domiciliarios selectivos". De no pararse el ritmo de propagación en Barcelona y trasladarse en otros territorios, ha augurado que al situación sería "catastrófica" y se asemejaría a la de marzo.

El investigador ha valorado el aumento de rastreadores, a pesar de que ha asegurado que continúan siendo menos de los que se necesitan. "Llegamos un poco tarde con todo ello", ha afirmado. Aun así, ha asegurado que "todavía" se podría salvar la situación si se hace un "esfuerzo importantísimo de responsabilidad ciudadana y las administraciones posan todos los recursos sobre la mesa". Sino, ha dicho que "la catástrofe será muy superior al coste que tendría esta situación ahora mismo".