07 ago 2020

Ir a contenido

embolsamiento de aire frío

Una DANA dejará tormentas en la península que refrescarán el ambiente

El miércoles habrá una bajada generalizada de las temperaturas

Efe

Una mujer camina bajo la lluvia con mascarillas y guantes, el pasado 23 de marzo, noveno día de confinamiento.

Una mujer camina bajo la lluvia con mascarillas y guantes, el pasado 23 de marzo, noveno día de confinamiento. / JORGE ZAPATA (EFE)

Una pequeña DANA (Depresión aislada en niveles altos) refrescará a partir del martes el ambiente, sobre todo en el norte y cuadrante noreste, con la entrada de un sistema de tormentas que a lo largo de la semana "irá pivotando" con las alertas por temperaturas máximas. Beatriz Hervella, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha explicado que el embolsamiento de aire frío, que previsiblemente se posicionará encima de la península en torno al martes y miércoles, hará que se deje de prestar atención a la temperatura "y más a esas tormentas", sobre todo el jueves y viernes.

A lo largo de este lunes, las temperaturas máximas bajarán ya en el tercio norte, pero todavía subirán ligeramente en el suroeste peninsular, donde está activada la alerta naranja en los valles del Tajo, el Guadalquivir y el Guadiana.

Los claros darán paso a nubes de evolución a lo largo de la tarde, en la que se prevén chubascos tormentosos, sobre todo en zonas con aviso amarillo, como Pirineos, la Ibérica riojana, Burgos, Soria y el Maestrazgo y alrededores, mientras cesarán las lluvias en Castellón. El martes, la temperatura empezará a disminuir en el suroeste de la península, donde las alertas naranjas por calor se reducirán ya a la campiña cordobesa y al Valle del Guadalquivir. 

El paso de la DANA tendrá sus primeras consecuencias el martes por la tarde, con tormentas en la zona suroeste, las más fuertes en la cordillera Cantábrica, el Bierzo de León, la Ibérica de Burgos, Soria, La Rioja y oeste de Extremadura, ha detallado la portavoz de la Aemet. 

La jornada del miércoles se caracterizará por "una bajada generalizada de las temperaturas, que supondrá un alivio térmico", mientras que la entrada de aire frío el jueves y el viernes podría dar paso a precipitaciones "significativas" y de "carácter tormentoso" en el tercio norte y cuadrante del noreste peninsular.