07 ago 2020

Ir a contenido

OPERATIVO DE MADRUGADA

Seis detenidos por dar una paliza a un mosso fuera de servicio en Premià de Mar

Varios jóvenes agredieron al agente, que les increpó por molestar a unos vecinos

EFE

Un coche de los Mossos en Barcelona.

Un coche de los Mossos en Barcelona.

Los Mossos d'Esquadra han detenido este jueves a seis sospechosos de haber propinado una paliza a un agente fuera de servicio en Premià de Mar (Barcelona) cuando intentó mediar para que un grupo de jóvenes dejara de increpar a vecinos que pasaban por la calle. 

Según fuentes policiales, el operativo se ha desarrollado entre las 06.00 y las 09.00 horas y se ha saldado con la detención de seis individuos, entre ellos los cuatro principales autores materiales de la agresión, de 22, 23, 26 y 30 años, que han sido arrestados en sus respectivos domicilios. Fuentes cercanas al caso han explicado a Efe que además de las cuatro viviendas, la policía también está registrando una quinta.

Los cuatro supuestos autores de la agresión están acusados de los delitos de tentativa de homicidio, atentado contra agente de la autoridad, lesiones y tenencia de armas, mientras que a los otros dos se les acusa de encubrimiento.

Con la porra

El suceso se produjo el pasado 9 de mayo, cuando un agente fuera de servicio intervino en la Gran Vía de Premià, a la altura del mercado, donde un grupo de jóvenes increpaba a las personas que pasaban por la zona, entre ellos una señora mayor, que les reprochaba que no siguieran las medidas de seguridad del coronavirus.

Sin embargo, los agresores lograron arrebatarle la porra que previamente había sacado y le agredieron con la misma en varias partes del cuerpo, entre ellas la cabeza, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital Can Ruti de Badalona en estado grave. 

En las últimas semanas Premià de Mar ha sido escenario de conflictos y tensiones que han provocado que los vecinos se organicen en patrullas de vigilancia. El incidente más grave ocurrió el pasado junio cuando un grupo de individuos se  organizó para atacar y desalojar un piso ocupado por jóvenes inmigrantes