09 ago 2020

Ir a contenido

Paso atrás

Catalunya obliga a usar mascarilla desde este jueves aunque haya distancia de seguridad

Las sanciones podrá llegar a los 100 euros, según explica el Govern

Vergés no concreta excepciones y se remite a las 'Preguntas Frecuentes' de la Generalitat en redes

Fidel Masreal / Valentina Raffio

Transeúntes con mascarilla por el Carrer Major de Lleida, este lunes.

Transeúntes con mascarilla por el Carrer Major de Lleida, este lunes. / JORDI V. POU

La Generalitat ha anunciado que, a partir de este jueves, el uso de mascarillas será obligatorio en toda Catalunya. Para todos los ciudadanos a partir de seis años. En todos los espacios públicos interiores y exteriores. Siempre y que la actividad a realizar no sea incompatible con el uso de tapabocas, como en el caso del deporte. 

Aunque los detalles de esta resolución se darán a conocer en las próximas horas pero, por ahora, desde el Govern anuncian que las sanciones podrían ascender a los 100 euros por infracción. "La idea es que todo el mundo salga de casa con la mascarilla puesta", ha explicado la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, durante la presentación de la medida. "Tenemos que pensar que todos podemos ser transmisores del virus", ha recalcado.

Aunque los periodistas le han preguntado con insistencia, la 'consellera' no ha sido nada concreta sobre casos concretos y excepciones, y se ha limitado a afirmar que seguirán vigentes las que ya lo estaban: hasta ahora, se eximía de usar mascarilla en actividades "incompatibles", como el deporte o ir a la playa. Aunque la nueva regulación permite multar desde este mismo jueves, Vergés ha evitado precisar más y se ha remitido a los documentos de 'Preguntas Frecuentes' que habitualmente publica la Generalitat en las redes sociales. 

El objetivo, explican desde el Govern, es evitar nuevos rebrotes de covid-19. Sobre todo ahora que preocupa, cada vez más, la situación del Segrià (Lleida), confinado desde el sábado. En este sentido, ayer martes, Vergés explicó que el "endurecimiento" de la normativa se plantea como una herramienta para"combatir el relajamiento de parte de la población" y evitar la propagación del virus. 

Este miércoles, además, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, también se ha pronunciado sobre la obligatoriedad de las mascarillas. "No me parece mal, si al Govern le parece oportuno, que refuerce esta medida", ha señalado, y ha recordado que la decisión es de la generalitat, no del Gobierno. Lo ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Illa ha recordado sin embargo que, por norma general, "el uso de la mascarilla ya es obligatorio" excepto en casos especiales por prescripción médica.  Pero "si en Catalunya quieren dar un paso más, no tengo nada que decir", ha zanjado el ministro.