PLAYAS CON AFORO LIMITADO

Las verbenas particulares de Sant Joan no podrán ser de más de 20 personas

Interior recomienda no llevar gel hidroalcohólico en el bolsillo cuando se tiren petardos y tener cuidado con las chispas con la mascarilla puesta

Verbena de Sant Joan en las playas de Barcelona, un año anterior.

Verbena de Sant Joan en las playas de Barcelona, un año anterior. / JOAN CORTADELLAS

Se lee en minutos

Agencias

Protecció Civil de la Generalitat ha recordado este viernes que la verbena de Sant Joan no podrá ser como la de años anteriores, ya que las celebraciones no podrán ser tanto masivas. Así, si se mantiene la normativa actual y toda Catalunya está en fase 3, las fiestas particulares podrán ser de un máximo de 20 personas, las fiestas organizadas en lugares cerrados podrán ser de 80, y las que se organicen en lugares abiertos podrán meter un máximo de 800 personas sentadas y manteniendo la distancia de seguridad de dos metros.

Por ello, en las fiestas populares en las playas o en otros lugares amplios, las policías locales deberán vigilar que los grupos sean de un máximo de 20 personas y puedan mantener la distancia de seguridad con los otros grupos.

En una comparecencia del 'conseller' de Interior, Miquel Buch, la directora general de Protección Civil, Isabel Ferrer, y el director adjunto de Protección Civil, Sergio Delgado, los tres han insistido en que la precaución habitual de esta fiesta con los petardos, cohetes, hogueras, quemaduras e incendios forestales se sumará las nuevas precauciones surgidas a raíz de la pandemia de covid-19, sobre todo las mascarillas, la limpieza de manos y la distancia social de seguridad.

Buch ha dicho que esta fiesta se podrá celebrar más que el último Sant Jordi, pero no como los otros San Joan.

Protocolos especiales

Protecció Civil lleva semanas trabajando en los protocolos para esta verbena junto con el Departament de Cultura, ayuntamientos, empresas pirotécnicas, Cruz Roja y los grupos operativos de seguridad y emergencias como policía, bomberos y SEM.

De hecho, cada ayuntamiento adaptará el marco normativo general a sus circunstancias particulares.

No están permitidas las celebraciones masivas habituales. Los organizadores de fiestas en lugares cerrados deberán limitar la asistencia a 80 personas. En lugares abiertos, el aforo máximo de las fiestas organizadas será de 800 personas sentadas, que deberán mantener las distancias de seguridad o ir con mascarilla. Las fiestas particulares, entre amigos y familiares, estarán limitadas a grupos de 20 personas, pero estos podrán acudir a lugares habituales de las verbenas, como las playas o las plazas.

Será allí donde la policía local deberán limitar el acceso para evitar que los diversos grupos estén demasiado cerca entre ellos, como ocurre de día a la hora de permitir pasear, hacer deporte, tomar el sol o bañarse.

Delgado ha admitido que las grandes concentraciones en las playas es uno de los aspectos que más les preocupan por ser posibles fuentes de contagios. Por ello, ha pedido responsabilidad a la ciudadanía.

Ojo con el hidroalcohol

Dos de las recomendaciones específicas para esta verbena, además de la habitual de no hacer fuego ni tirar cohetes a menos de 500 metros de zonas con vegetación, es que no se lleven botellas de hielo hidroalcohólico en los bolsillos cuando se tiren petardos, ya que el hielo es inflamable y puede suponer un riesgo. Por ello, Protecció Civil recomienda a los que tengan que tirar petardos lavarse las manos antes con agua y jabón y no compartir los objetos con nadie más.

Las mascarillas no son inflamables, pero también se pueden quemar o hacerse un agujero si cae alguna chispa. Por eso también se recomienda mantener una gran distancia entre las mechas y las mascarillas.

Buch ha pedido, finalmente, a los ciudadanos que el mejor homenaje que pueden hacer al personal sanitario y de emergencias que han trabajado tanto durante la pandemia es que la verbena sea segura.

También ha querido recordar el décimo aniversario de la muerte de varios jóvenes en un atropello masivo en la estación de Rodalies de Castelldefels Platja durante la verbena del 2010.

El Ayuntamiento de València suspende la verbena: "Es lo más prudente"

El Ayuntamiento de València ha decidido suspender este año la celebración de la Nit de Sant Joan en las playas de la ciudad ante la pandemia de la covid-19, como ha anunciado este viernes el vicealcalde y portavoz del gobierno municipal, Sergi Campillo. Ha explicado que esta medida se ha adoptado en la Comisión de Seguimiento de la covid-19 que ha tenido lugar en el consistorio y ha destacado que es la opción "más prudente" ante la actual crisis sanitariaCampillo se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa posterior a dicha comisión y a la Junta de Gobierno Local celebrada también esta jornada. "Era lo más prudente este año", ha afirmado el edil, teniendo que se trata de "una celebración que podría ser masiva" y que "se han suspendido las Fallas, previstas para julio, y otras fiestas" de la ciudadAsimismo, el responsable municipal ha señalado que desde la Concejalía de Protección Ciudadana se trabaja en la preparación de "un dispositivo especial de Policía Local" para asegurar que no se produce por Sant Juon ninguna hoguera ni celebración en las playas de la capital valenciana. Sergi Campillo ha agregado que a este operativo se sumará un "pequeño" dispositivo de limpieza previsto "por si hay algún despistado". La vigilancia se aplicará en todas las playas de València pero especialmente en las urbanas, en la zona norte, dado que en la zona sur está siempre prohibida la celebración de San Juan por encontrarse próximas o dentro del parque natural de La Albufera.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Te puede interesar