04 jul 2020

Ir a contenido

cine porno

Detenido Nacho Vidal por la muerte del fotógrafo José Luis Abad en un rito chamánico

La Guardia Civil le imputa un homicidio imprudente tras morir en su casa al someterlo al rito del sapo bufo para ayudarle a superar la adicción a las drogas

El abogado del exactor porno asegura que Vidal es "inocente", que no promovió el ritual y que le intentó reanimar tras el "lamentable accidente" que sufrió

Teresa Domínguez (Levante-EMV)

El exactor actor porno Nacho Vidal, acusado de la muerte de un fotógrafo tras inhalar vapores de veneno de sapo. / Europa Press

El archiconocido actor de cine porno Nacho Vidal, así como un empleado y una familiar suya, han sido detenidos por la muerte del prestigioso fotógrafo de moda toledano afincado en Valencia José Luis Abad durante un rito para desintoxicarlo de las drogas mediante la administración de un veneno obtenido del sapo bufo al que denominan la molécula de Dios. La muerte se produjo en julio del año pasado, en la casa de campo que Vidal tiene en Enguera, y el equipo de Policía Judicial de Xàtiva ha precisado meses para probar los hechos y detener al actor y a sus supuestos cómplices.

Los tres fueron detenidos el jueves pasado y el viernes, la jueza de Instrucción número 2 de Xàtiva, que dirige la investigación desde sus inicios, les tomó declaración. Tanto Nacho Vidal como los otros dos imputados han quedado en libertad provisional, bajo la acusación de un presunto delito de homicidio imprudente, a la espera de juicio. La magistrada les retiró a los tres los pasaportes y tienen la obligación de presentarse periódicamente ante la jueza.

Daniel Salvador, de Vosseler Abogados, ha confirmado que Abad murió en casa de s¡u defendido pero ha asegurado a EL PERIÓDICO que el exactor "es inocente" y que está "muy afectado", informa Nacho Herrero.

Según el letrado, Vidal no conocía a Abad aunque tenían "amigos comunes". "Nacho no promovió nada sino que el fallecido quería tomar esa sustancia y se dio la circunstancia de que lo hizo en su casa porque sabía que él ya lo había tomado anteriormente", ha explicado. De hecho, ha asegurado que no se siente "responsable de este lamentable accidente".

José Luis Abad, que fue colaborador de la revista de moda 'Urban VLC' de Prensa Ibérica, murió el 28 de julio por la mañana, mientras era sometido al rito del sapo bufo que ciertas corrientes chamánicas vinculan con un viaje astral y mental con poderes curativos durante el cual quien lo practica se cura de sus adicciones o mejora algún aspecto de su vida.

José Luis sufrió un infarto de miocardio que le provocó la muerte en minutos, pero, pese a sus convulsiones y a la asfixia evidente del fotógrafo, completamente amoratado y rígido en el suelo, ninguno de los presentes intervino ni llamó al servicio médico de emergencias, según consta en el atestado entregado a la jueza, lo que finalmente les ha valido la detención por homicidio imprudente.

Fue la familia de la víctima quien, desde el primer momento, instó la investigación, que en los primeros momentos fue tratada como accidental.

Pero el abogado de Vidal ha negado rotundamente esa versión de falta de socorro. "Nacho llamó a la ambulancia e hizo todo lo posible por reanimarlo mientras llegaba. Para nada hubo falta de socorro", ha afirmado

El actor porno, que asegura haber sometido a José Luis Abad al rito de manera desinteresada y por la amistad que le unía a una prima suya, ya había realizado con anterioridad este tipo de prácticas, según declararía él mismo ante la Guardia Civil.

Las detenciones que han culminado la operación iban a ser practicadas en marzo pasado, pero el estado de alarma y el obligado confinamiento la han retrasado hasta ahora, según fuentes jurídicas.

Salvador ha insistido que fue su defendido quien avisó a la ambulancia y que en su día ya declaró como testigo. También ha avanzado que "por respeto al fallecido y a su familia no hablará hasta que lo haga en el juzgado".

La molécula de Dios

El rito del sapo bufo consiste en fumar bufantoína, el veneno extraído del sapito de Sonora o bufo alvarius, uno de los alucinógenos más potentes de cuantos se encuentran en la naturaleza. La sustancia que contiene el anfibio, 5-MeO-DMT, es una droga que se suele comercializar por internet y en los últimos años esta ceremonia de sanación que procede de Méjico, principalmente del estado de Sonora, se ha extendido por todo el mundo, sobre todo en determinados círculos.

El 'viaje' iniciático y curativo dura entre 15 y 20 minutos y produce importantes alteraciones como taquicardia, pérdida del conocimiento y, en ocasiones, la muerte. La bufantoína se encuentra solo en una de las 463 variedades de sapo que existen en el mundo, el Bufo Alvarius, y es extraída de sus glándulas parótidas. Durante la ceremonia, se fuma cristalizada en una pipa de cristal con propósitos curativos o simplemente alucinógenos.