consecuencias del covid-19

El INE recoge 44.000 muertes más de las esperadas en 2020, un 24% más que el año pasado

La semana del 30 de marzo al 5 de abril, en plena virulencia de la pandemia, fue la peor: 20.575 fallecidos, un 154,6 % más que en la misma semana de 2019

Los mayores aumentos de defunciones en las 21 primeras semanas del año se dan en Madrid (72,7%), Castilla-La Mancha (58,0%) y Catalunya (41,0%)

Traslado de fallecidos en la residencia de mayores Doctor González Bueno de Madrid.

Traslado de fallecidos en la residencia de mayores Doctor González Bueno de Madrid. / JOSÉ LUIS ROCA

4
Se lee en minutos
Europa Press

El número estimado de defunciones en España durante las 21 primeras semanas de 2020, hasta el 24 de mayo, asciende a 225.930 personas, lo que supone un aumento del 24,1 % (43.945 más) respecto al mismo periodo del año anterior, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recibidos desde los registros civiles combinados con información histórica desde el año 2000 de la estadística de defunciones, con el objetivo de estimar las defunciones ocurridas durante el brote de covid-19. 

Estos datos contrastan con las cifras oficiales proporcionadas por el Ministerio de Sanidad sobre el coronavirus, que recogen un total de 27.127 fallecimientos desde el inicio de la epidemia. Sin embargo, el INE puntualiza que "dado que estos datos reflejan la mortalidad sin distinguir causas, no se puede medir de forma exacta el impacto de la pandemia covid-19, pero sí se observa un considerable aumento en el número de defunciones en España".

De acuerdo con este informe, la semana con mayor número de defunciones fue la 14 (que comprende del 30 de marzo al 5 de abril) con 20.575 personas fallecidas, un 154,6 % más que en la misma semana de 2019. Por su parte, durante las semanas 12 a 16 (desde el 16 de marzo al 19 de abril) el incremento de defunciones fue siempre superior al 50 %. En la semana 21, última estudiada, el número de defunciones se estima en 7.470 personas, cifra similar al de la misma semana de 2019, cuando hubo 7.429 fallecimientos.

Por edades, los mayores aumentos acumulados de defunciones en las primeras 21 semanas se dan entre los mayores de 90 años (con 12.824 fallecimientos más, un 27,2% más que en el mismo periodo de 2019) y en los del grupo de edad de 85 a 89 años (con un aumento de 10.006 fallecimientos, un 25,0% más). Por su parte, en las edades inferiores a 54 años apenas hay diferencias respecto a las defunciones registradas en las mismas semanas del año 2019.

Por comunidades autónomas, los mayores aumentos de defunciones en las 21 primeras semanas del año se dan en Comunidad de Madrid (72,7%), Castilla-La Mancha (58,0%) y Catalunya (41,0%). Por el contrario, los menores incrementos se observan en Baleares (0,5%) y Murcia (1,1%). En concreto, en Madrid se han producido 35.647 fallecimientos, frente a los 20.636 del año pasado; en Castilla-La Mancha se han registrado 13.571, en comparación con las 8.591 de 2019; y en Catalunya 39.539, frente a 28.045 el año anterior.

Esta estadística del INE, denominada 'Estimación de Defunciones Semanales durante el brote de covid-19 (EDeS)', se publicará cada dos semanas, siempre en miércoles (salvo festivos) y ofreciendo datos con 10 días de retraso. Por tanto, en esta primera publicación se ofrecen datos hasta la semana 21 de 2020, que finalizó el domingo 24 de mayo (inclusive). Conforme se vaya disponiendo de datos provisionales de Certificado médico de defunción/Boletín estadístico de defunción, se sustituirán las estimaciones por estos datos provisionales.

Los nacimientos descienden casi un 30% en una década 

Por otra parte, la cifra de nacimientos en España sigue la tendencia a la baja y desciende casi un 30% en la última década, según se refleja en los datos provisionales del 'Movimiento Natural de la Población' correspondiente a 2019, publicados por el INE.

De acuerdo a estos datos, desde el año 2009 la cifra de nacimientos en España ha descendido un 27,3%. Ese año se registraron 494.997 nacimientos, frente a los 359.770 nacimientos de 2019, y con lo que continúa la tendencia decreciente de la última década, sólo interrumpida en 2014. La cifra registrada en 2019 es además la más baja desde el comienzo de la serie histórica en el año 1941, tal y como han destacado desde el INE.

Los 359.770 nacimientos en España durante 2019 suponen 13.007 nacimientos menos que en 2018 y un descenso del 3,5% respecto a ese año, en el que hubo 372.777 nacimientos. La tasa bruta de natalidad se situó en 7,6 nacimientos por cada mil habitantes, tres décimas menos que la registrada en 2018.

Según el INE, este descenso se debe, en parte, a la disminución del número de hijos por mujer y también a la reducción en el número de mujeres en edad de ser madre. Así, el grupo de mujeres de 25 a 40 años (que concentran el 86% de nacimientos), se redujo un 1,8% en 2019, pasando de 4,85 millones en 2018 a 4,77.

La mortaliad descendió en 2019

Respecto a la mortalidad, durante 2019 fallecieron en España 417.625 personas, un 2,4% menos que en 2018. La tasa bruta de mortalidad fue de 8,8 defunciones por cada mil habitantes, tres décimas menos que el año anterior.

Noticias relacionadas

Como resultado, los datos provisionales reflejan que España tuvo un saldo vegetativo negativo de 57.146 personas en 2019. Esta diferencia entre el número de nacimientos y defunciones registrados en 2019 es la más negativa desde que existen datos en el año 1941, tal y como ha subrayado el INE.