13 jul 2020

Ir a contenido

la vuelta al cole

Pocos alumnos en los colegios de Catalunya, "lo previsto", según el Govern

Las medidas de seguridad adoptadas en los centros para evitar contagios de coronavirus entre niños y profesores "son correctas", según el conseller

No entiende el temor expresado por varios directores de escuelas y defiende la necesidad de ofrecer la posibilidad de asistencia a quienes lo necesiten

Efe

Imagen de archivo de niños de un colegio.

Imagen de archivo de niños de un colegio. / EFE / Fernando Alvarado

El conseller de Educación de Catalunya, Josep Bargalló, ha afirmado este martes que la reapertura ayer de centros educativos situados en zonas en la fase 2 de desescalada "es como habíamos previsto, con pocos alumnos". 

En una entrevista en la Cadena Ser, el conseller ha añadido que "cada día habrá muy pocos alumnos" y que "sumando los que asistan durante todos los días no se llegará a la mitad" de los alumnos. 

Las medidas de seguridad adoptadas en los centros para evitar contagios de coronavirus entre alumnos y profesores "son correctas", según el conseller, que ha añadido que "las marcan las autoridades sanitarias en base a informes del ministerio, la conselleria, la Sociedad Catalana de Pediatría y el IS-Global". 

Sobre el cierre y reapertura de los centros educativos, Bargalló ha señalado que "cerramos cuando las autoridades sanitarias nos lo dijeron y hemos reabierto parcialmente cuando nos lo han dicho", por lo que "siempre actuaremos de acuerdo con las autoridades sanitarias". 

Respecto al temor a contagios expresado por varios directores de centros educativos, el conseller ha asegurado que "no lo entiende" y que desde las Direcciones Territoriales "se ha hecho entender a las direcciones que somos un servicio público y que teníamos que ofrecer la posibilidad de asistencia al alumnado que lo necesita". 

En cuanto a las opiniones contrarias a la apertura de centros, el conseller ha aludido a que la comunidad educativa está formada por 5.492 escuelas, 130.000 profesores, 100.000 personal de administración y servicios y 700.000 familias, por lo que "hay opiniones y sensibilidades de todo tipo". 

El plan de desescalada educativa aprobado por Educación ha despertado el rechazo unánime de los sindicatos, que en su mayoría llegó a pedir la dimisión del conseller, a lo que Bargalló ha contestado que "nosotros hemos elegido la opción que hemos creído más válida" y "pedir mi dimisión forma parte de los derechos de los sindicatos, no tengo nada que decir".