10 jul 2020

Ir a contenido

Iniciativa voluntaria

Un red de guarderías catalanas lanza un proyecto 'on-line' para entretener a los niños durante el confinamiento

Las trabajadoras de los centros El Guirigall se autogestionan a través de vídeos dirigidos a los más pequeños mientras ofrecen apoyo a las familias

El enfoque positivo y el acompañamiento a los padres son la clave para sobrellevar el covid-19 dentro de los hogares

Xènia Homs

Detalle del perchero de una guardería, en estos días de estado de alarma.

Detalle del perchero de una guardería, en estos días de estado de alarma. / EFE

El conjunto de educadoras de la guardería El Guirigall, con centros en L'Hospitalet del Llobregat y Gavà, ha impulsado una propuesta de recursos educativos en las redes para niños de entre cero y tres años. Con el objetivo de dar apoyo al entretenimiento en estos tiempos de confinamiento, el equipo ha decidido lanzar un canal de Youtube donde cada semana se incorporan nuevas propuestas didácticas, que reciben una participación extraordinaria de las familias.

Las trabajadoras, que han sido afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a causa de la pandemia del covid-19, han impulsado de forma voluntaria la iniciativa ‘Guirigall a casa’ en formato de vídeos para  ayudar a las familias a sobrellevar mejor la situación dentro de los hogares. El conjunto de recursos invita a los niños a seguir un recorrido parecido al de la escuela con actividades en inglés, tareas de desarrollo sensorial, cuentos o canciones para no perder el ritmo de evolución que seguían antes del confinamiento.

Asesoramiento a las familias

Por otro lado, la dirección de la escuela infantil, en manos de las directoras Teresa Cristóbal y Esther Ardanuy ha ofrecido, ha ofrecido también atención psicopedagógica de forma gratuita a los padres. Aunque los pequeños han demostrado “ser unos campeones” para adaptarse a las circunstancias, muchas familias viven con incertidumbre y pueden trasmitirla a los niños, ha agregado Cristóbal, también psicopedagoda responsable del centro.

Los principales problemas con los que se han encontrado los padres con niños en esta etapa de edad han sido la gestión de espacios para combinar el teletrabajo, las tareas domésticas y el cuidado de los niños.

Recomendaciones pedagógicas

Ante esta situación, prosigue la directora, es importante readaptar las rutinas en casa entendiendo que los niños de entre cero y tres años carecen de hábitos adquiridos y no son capaces de prestar atención a una misma actividad durante más de 15 minutos. Su recomendación, por tanto, reside en que no es necesario realizar actividades muy elaboradas, sino más bien juegos simbólicos de acompañamiento de los padres mientras estos hacen sus labores.

Asimismo Cristóbal subraya la importancia de explicar la situación actual a los pequeños para que entiendan, en la medida de lo posible y de manera positiva, en qué consiste el covid-19, ya que “es cuando no explicas lo que pasa fuera cuando más miedos tienen”.

Futuro incierto

Al igual que muchas otras guarderías catalanas, El Guirigall teme por su continuidad si no recibe el apoyo de las administraciones públicas. Si bien el Govern ha asegurado que se va a realizar finalmente el pago de las subvenciones otorgadas en el curso 2018-2019 que van a dar un respiro al centro, no se garantiza su supervivencia.

“El peor escenario sería no poder reabrir hasta septiembre”, ha declarado una de las encargadas de la gestión administrativa del centro, ya que las guarderías reinvierten constantemente en sus instalaciones y materiales y no disponen de capital para sobrevivir sin las cuotas de las familias. Asimismo, otra de las preocupaciones de la escuela es la previsión de la cantidad de niños que van a inscribirse en parvulario cuando se vuelva a reabrir la actividad presencial, una cifra por ahora muy incierta.

Por el momento, El Guirigall seguirá proponiendo proyectos para el entretenimiento de los pequeños y, según ha afirmado la directora, mantiene la esperanza de “volver a estar como antes, aunque sea con otras medidas, porque los niños seguirán siendo niños”.