27 may 2020

Ir a contenido

A RECOGER CON LA TARJETA SANITARIA

La Generalitat retrasa al 20 de abril el reparto de las mascarillas en las farmacias

El Govern toma la decisión tras escuchar las quejas de los farmacéuticos sobre posibles aglomeraciones

Júlia Regué

Una farmacéutica limpia la mampara de plástico de su comercio.

Una farmacéutica limpia la mampara de plástico de su comercio. / MIGUEL LORENZO

La Generalitat se vio obligada este viernes a dar marcha atrás y retrasar la distribución de mascarillas que el ‘president’, Quim Torra, había anunciado 24 horas antes. Torra apuntó el jueves que el Govern había adquirido 14 millones de mascarillas y que a partir del martes pondría a disposición de la ciudadanía las primeras 100.000 unidades. Sin embargo, el suministro no estaba garantizado y el Col·legi de Farmacèutics de Catalunya alertó de que era una cantidad insuficiente para atender la demanda y que se podrían generar aglomeraciones en vano en las farmacias en pleno confinamiento.

El Ejecutivo catalán ha optado por recular y anunciar que el primer reparto, que será de 1,5 millones de mascarillas, estará disponibles en los establecimientos farmacéuticos a partir del lunes 20 de abril. El cliente deberá mostrar su tarjeta sanitaria en el momento de la compra.   
Fuentes del Departament de Salut precisaron que serán mascarillas R2 de tipo quirúrgico y que si bien la primera unidad será gratuita presentando la tarjeta sanitaria, a partir de la segunda habrá que pagar 0,60 euros más IVA. La Generalitat seguirá el criterio de densidad de población para distribuir el producto en todo el territorio catalán y prevé finalizar la distribución completa a mediados del mes de mayo. 

La ‘consellera’ de Presidència y portavoz del Govern, Meritxell Budó, alegó que el aplazamiento responde a la necesidad de "garantizar un buen funcionamiento de la medida" y aseguró que así lo habían acordado con los colegios de farmacéuticos. Asimismo, pidió que se dé prioridad en el reparto a "los colectivos vulnerables y a los que reprendan su actividad laboral fuera de su domicilio".

El Gobierno central, por su lado, ya ha repartido cerca de 7,3 millones de mascarillas en Catalunya desde el 10 de marzo y hasta el 9 de abril, siendo la segunda autonomía que más unidades ha recibido después de la Comunidad de Madrid. 

Titubeo

La encargada de exponer el aplazamiento de la distirbución fue Budó, y no la ‘consellera’ de Salut, Alba Vergés. Sin embargo, preguntadas por los periodistas, ninguna de ellas pudo clarificar qué modelo de mascarilla era el que se había encargado a la empresa del Maresme que las fabrica. Budó dijo en un primer instante que no podía responder porque no disponía de la información concreta pero después dijo que eran un modelo FFP2. Al finalizar la rueda de prensa, puntualizó en Twitter que eran de tipo R2. "Disculpen el error", escribió.