14 ago 2020

Ir a contenido

TECNOLOGÍA CONTRA EL COVID-19

La UE se coordinará para regular las aplicaciones móviles contra el coronavirus

La Comisión Europea establece que se usen datos anónimos y que se eliminen después de la crisis para proteger la privacidad de los usuarios

Carles Planas Bou

Una mujer con mascarilla manipula su teléfono móvil frente a una tienda de la Galería Umberto, en el centro de Nápoles cerrada, este miércoles.

Una mujer con mascarilla manipula su teléfono móvil frente a una tienda de la Galería Umberto, en el centro de Nápoles cerrada, este miércoles. / Ap / Alessandro Pone LaPresse

Mientras varios países como Alemania o Italia estudian como adaptar en su territorio los modelos tecnológicos asiáticos para mitigar la propagación del coronavirus, la Unión Europea (UE) ha decidido coordinar una respuesta digital común a la pandemia.

Este miércoles, el club comunitario adoptará un enfoque paneuropeo sobre el uso de aplicaciones móviles y de proyectos de rastreo de los movimientos ciudadanos que se están desarrollando para controlar los contagios de covid-19 y evitar nuevos rebrotes después del estado de alarma.

Este enfoque surge después que varios países, entre los cuales España, hayan lanzado sus propias ‘apps’. "Un enfoque fragmentado y descoordinado corre el riesgo de obstaculizar la eficacia de las medidas destinadas a combatir la crisis de COVID-19, al tiempo que causa un grave daño al mercado único y a los derechos y libertades fundamentales”, remarca un documento de la Comisión Europeo al que ha tenido acceso Reuters.

Se espera que la UE impulse una metodología común para auditar y evaluar la eficacia de esas aplicaciones, que se comparta información entre países y que se respete la Ley general de protección de datos (GDPR) europea, la más restrictiva del mundo. Para ello, se utilizarán datos anónimos y agregados de los usuarios —que no permiten identificar al individuo— que hayan estado en contacto con gente contagiada. El documento establece que los datos personales serán destruidos cuando la crisis esté bajo control.

INICIATIVAS

Aunque los expertos señalan que el uso de la tecnología puede ser clave para mitigar la pandemia, también hay sospechas de que se realice un mal uso de esos recursos digitales y que se conviertan en un sistema permanente después del confinamiento.

Este miércoles, un proyecto impulsado por hasta 130 expertos de ocho países de la UE han publicado el código para una ‘app’ que, como la de Singapur, utiliza el Bluetooth para rastrear si se está en contacto con alguien contagiado por el virus. Los datos se quedan dentro del teléfono unos días y si el usuario da positivo la ‘app’ alerta a sus contactos cercanos para que se pongan en cuarentena preventiva.

Este proyecto quiere adaptar el modelo asiático a un entorno con más respeto por los derechos de la privacidad como es la UE. De esta manera, la ‘app’ cifrará los datos y los anonimizará para evitar el abuso de terceras partes. Alemania ya ha lanzado una iniciativa similar a esta y otros países lo están estudiando. Fuentes del Gobierno de España explicaron a EL PERIÓDICO que esa toma de decisiones se hará de forma "colectiva" con la UE.