27 oct 2020

Ir a contenido

LA LUCHA CONTRA EL COVID-19

El Gobierno hará test a 60.000 personas para conocer la expansión del coronavirus

Se harán dos oleadas, de 30.000 personas, a partir de la semana que viene y en un plazo de tres semanas

El objetivo es conocer el número real de infectados y el grado de inmunidad de la población

Patricia Martín

Una voluntaria de Open Arms realiza un test de detección de coronavirus a un anciano en una residencia de Barcelona. 

Una voluntaria de Open Arms realiza un test de detección de coronavirus a un anciano en una residencia de Barcelona.  / SANTI PALACIOS (AP)

El Gobierno realizará test a 60.000 pesonas, en dos oleadas de 30.000 personas, a partir de la semana que viene y en un periodo de ejecución de tres semanas para conocer si han pasado el coronavirus y tener así una idea más fiable del grado de expansión de la pandemia en España, según ha explicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa. 

Las pruebas se realizarán con test rápidos y, tal como sucede con el primer millón de pruebas repartidas a las autonomías, si el resultado es negativo, previsiblemente se completará con un test PCR, cuya fiabilidad es mayor. 

El estudio estará dirigido por la directora del Instituto Carlos III, Raquel Yotti y contará con la colaboración del INE para la selección de los hogares y del perfil de las personas elegidas, con el objetivo de que la muestra dé pistas sobre el número real de afectados y la inmunidad de la población en general, dado que las cifras oficiales sólo recogen a los casos más graves. El ministro ha explicado que la muestra elegida "se ha dimensionado respecto al criterio de los técnicos", que consideran que es suficiente la realización de 60.000 test para "ver el grado de expansión del virus".

Sus resultados, aunque no estarán disponibles hasta que finalicen las tres semanas en los que durará el periodo de ejecución, pueden ayudar al Gobierno en la fase de desescalado de las medidas de confinamiento o en las posteriores fases.    

El primer lote de test rápidos

En la rueda de prensa de esta mañana, la jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, no ha precisado el número de personas que serán testadas pero sí ha señalado que se contempla una amplia representación de la población para dé información de las personas que han pasado ya la enfermedad. 

Pero antes de este estudio, Sierra ha recordado e incidido en que lo importante en estos momentos son el millón de test rápidos de detección de anticuerpos que se comenzaron a distribuir el pasado domingo a las comunidades y que servirán para aumentar la capacidad de diagnosticar el covid-19 de forma precoz.

Con los test, según informa el Ministerio de Sanidad, se optimizará el uso de las PCR ya que si el test es positivo se confirmará el diagnóstico y solo habrá que hacer la PCR, la prueba más fiable, si es negativo.

Las comunidades utilizaran en principio este millón de test, pero Sanidad ha adquirido otros cuatro millones de unidades que comenzarán a distribuirse entre las comunidades en los próximos días.

Hospitales y residencias

El Ministerio ha publicado en su web la guía para la utilización de esos test en los lugares de mayor prevalencia del virus: hospitales, centros sociosanitarios y residencias de ancianos.

Respecto a las residencias de mayores y centros socio-sanitarios, el objetivo es detectar precozmente los casos e investigar los posibles brotes, con lo que su uso está indicado en pacientes sintomáticos si han transcurrido varios días desde el inicio de síntomas.

Si en la institución se ha detectado más de un caso con síntomas no será necesario obtener un resultado positivo de todos para considerar que existe un brote, tratar y aislar a los sintomáticos y proceder a la cuarentena del resto. La toma de muestras y el análisis se realizará en la propia residencia o centro socio-sanitario.

En las cárceles

En las instituciones penitenciarias, la PCR será la prueba de elección diagnóstica. Los test de detección de anticuerpos serológicos están indicados en este caso para los pacientes con alta sospecha clínica, sin PCR o con PCR negativa con varios días de evolución desde el inicio de síntomas.

Los test detectarán "lo que produce el cuerpo cuando se enfrenta al virus", que cuando comienza a aumentar, sobre todo cuando pasan cinco o siete días de enfermedad, se traduce en un resultado positivo.