14 jul 2020

Ir a contenido

Muertos y contagios en España experimentan un ligero repunte pero sigue la desaceleración

España registra 743 fallecidos diarios, 106 más de los contabilizados el lunes, debido a un retraso en las notificaciones del fin de semana

El balance diario anota 5.478 nuevos contagiados, 1.205 más que el día anterior, pero sigue la desaceleración gracias al confinamiento

Patricia Martín

Las muertes y los nuevos casos por coronavirus remontan en España. En la foto, una mujer protege a su madre con una mascarilla a las puertas del Hospital La Paz, en Madrid. / DAVIC CASTRO / VÍDEO: EFE

La fase de ralentización de la epidemia continua, si bien este martes se ha producido un ligero repunte tanto en el número de muertos como en el de contagiados por coronavirusachacable a un retraso en las notificaciones durante el fin de semana. El balance diario del Ministerio de Sanidad informa de que la cifra de fallecidos ha crecido un 5%, hasta los 13.798 decesos, 743 más que el día anterior. Este cómputo no sigue la tendencia registrada en los últimos cuatro días, con un crecimiento cada vez menos intenso del número de fallecimientos diarios, desde el pico de 950 muertes diarias, alcanzado (por el momento) el 2 de abril, hasta el lunes, cuando se produjeron 637, 106 menos que este martes.

A su vez, el número de contagiados ha subido un 4%, hasta los 140.510 diagnosticados, con 5.478 nuevos positivos, 1.205 más de los registrados el lunes (cuando hubo 4.273 nuevos casos). Si bien, obviando ese día, la cifra de casos diarios es la más baja desde el 23 de marzo, hace más de dos semanas.

La jefa de área del centro de emergencias y miembro del comité de gestión de la crisis sanitaria, María José Sierra, ha asegurado que el repunte se debe a un retraso en las notificaciones durante el fin de semana, que ya se hizo evidente el martes pasado, cuando se alcanzó hasta ahora el pico de contagiados, con 9.222 nuevos positivos diarios. Según la experta, “es normal que en las enfermedades que se notifican haya ciertas oscilaciones después del fin de semana”. “No tienen importancia”, subrayó, porque lo que cuenta es la tendencia a la desaceleración que se ha observado, en primer lugar, a partir del 25 de marzo, gracias al decreto de alarma y que se ha intensificado a partir del el 2 de abril, debido al endurecimiento del confinamiento.

La fase de desescalado

“Hemos observado dos cambios de tendencia importantes que se deben claramente a las medidas de distanciamiento social”, subrayó, antes de recordar que desde hace días el Gobierno, asesorado por varios expertos, trabaja ya en cómo será la “fase de transición o de desescalada” de las medidas, donde se prevé “intensificar la vigilancia y la detección precoz” de los contagiados con el fin de que la epidemia no vuelva a dispararse. Se preparan además estudios sobre la inmunidad de la población española. Y el Gobierno está valorando si conviene levantar algunas de las medidas en toda España o tener en cuenta la diferente evolución por comunidades y rebajar el confinamiento primero en unas y luego en otras.

La menor expansión de la epidemia se está notando ya en algunos hospitales y ucis donde, según Sierra, comienza a haber “una cierta bajada de la tensión”. Si bien, el balance de Sanidad reporta 63.093 personas que ha requerido hospitalización, un 6% más que el día anterior, lo que supone 3.431 nuevos ingresos, la cifra más alta desde el 20 de marzo. No obstante, la comparación es complicada puesto que algunas autonomías han dejado de notificar los casos acumulados y solo reportan los pacientes ingresados en ese momento. E igual sucede con las ucis. El balance informa de 7.069 personas que han requerido cuidados intensivos, 138 más que el día anterior, una subida mayor de la experimentada el lunes pero menor de la registrada días atrás.     

Por último, el número de personas curadas supera ya el 30% de los contagiados, hasta las 43.208 personas dadas de alta, un 7% más que el día anterior.