27 sep 2020

Ir a contenido

DE LA EMPRESA DECATHLON

El Marañón modifica las máscaras de buceo de Decathlon para convertirlas en respiradores

Las máscaras de buceo de Decathlon modelo Easy Breathe fueron retiradas de la venta al público hace unos días para dedicarlas exclusivamente a los pacientes

El Periódico

La Policía Local de Parets y Protección Civil también han entregado al Hospital de Granollers un total de 33 unidades de mascarillas de Snorkel.

La Policía Local de Parets y Protección Civil también han entregado al Hospital de Granollers un total de 33 unidades de mascarillas de Snorkel. / ayuntamiento de parets

El Hospital Gregorio Marañón está modificando las máscaras de buceo de Decathlon modelo Easy Breathe para convertirlos en sistemas de respiración para "ganar tiempo" y con él "conseguir una cama en críticos" o facilitar que "haga efecto la medicación".

Un grupo de profesionales de este centro, como traumatólogos, cirujanos vasculares, anestesistas o cardiólogos, están impulsando esta iniciativa exportada de Italia y que está "funcionando francamente bien en los pacientes", ha explicado en un vídeo el cardiólogo Felipe Díez, que ha indicado que otros hospitales también están empezando con estas pruebas.

Así, disponen de las impresoras 3D del Marañón para fabricar la pieza necesaria, que desde otros puntos se está imprimiendo de forma altruista. Las máscaras de buceo transformadas se están testando en neumología y medicina interna, que es prácticamente todo el hospital.

"No sustituyen a las UCIs , son un punto de oxígeno más", ha aclarado Díez, que ha expuesto que los hospitales no cuentan con sistemas extra de ventilación y que estas máscaras pueden ser "un paso intermedio entre las unidades de cuidados intensivos y el soporte básico de oxígeno".

La mascara de snorkel / decathlon

Se retiraron de la venta

La propia cadena Decathlon bloqueó la pasada semana la venta de máscaras de buceo con snorkel para destinarlas a la crisis sanitaria desatada con la pandemia del coronavirus, según avisaron en su página web.

Estas máscaras, que hasta hace unos días se vendían en la web y en las tiendas de Decathlon a 24,99 euros, ya no están disponibles "para destinar todas las cantidades disponibles en la ayuda de esta crisis sanitaria". La empresa decidió donar todas sus unidades en stock a los hospitales para que fueran convertidas en respiradores.