25 oct 2020

Ir a contenido

el parón por el coronavirus

'Vuelta al cole virtual' para los alumnos catalanes el 14 de abril

Educació avisa a los centros de que "con toda probabilidad" el inicio de la tercera evaluación se hará en confinamiento

El periodo será evaluable, si bien el departamento llama a personalizar los criterios

Ignasi Fortuny

Imagen de archivo de un comedor vacío en una escuela 

Imagen de archivo de un comedor vacío en una escuela  / EUROPA PRESS

Los alumnos catalanes deberán volver al colegio el próximo 14 de abril, pero, por ahora, de manera virtual. El Departament d'Educació ha marcado esta fecha y estas condiciones para el inicio de la tercera evaluación pues, "con toda probabilidad", se retomarán las clases en situación de confinamiento por el coronavirus. Así lo ha comunicado este lunes el departamento que dirige el 'conseller' Josep Bargalló a las direcciones de todos los centros educativos de Catalunya a través de una carta a la que ha tenido acceso este diario. En concreto, los alumnos que regresarán a las clases el martes 14 de abril tras la Semana Santa (el lunes 13 de abril es festivo) son los de segundo ciclo de educación infantil, primaria, ESO, bachillerato y formación profesional. Lo harán después de exactamente un mes y un día sin actividad docente, aunque algunas escuelas ya la habían mantenido a pesar del confinamiento. 

Además, la instrucción de Educació señala que la docencia, que se hará por vía telemática, será igualmente evaluable, si bien el departamento pide que se revisen los criterios de evaluación para personalizarlos adaptándolos a "las limitaciones formativas y personales con las que se haya encontrado cada alumno". La carta también pide a los equipos directivos de las escuelas volver a definir y planificar las cualificaciones del último trimestre educativo. El departamento insite en que "de acuerdo a la situación excepcional" los miembros del equipo directivo de los centros deberán velar porque los nuevos criterios se ajusten a las circunstancias y que estos serán comunicados a las familias. En la misma instrucción enviada a los centros, Educació remarca que la segunda evaluación finalizó el pasado 12 de marzo, el último día en el que los estudiantes acudieron a clase en Catalunya, con las observaciones hechas hasta entonces.

A día de hoy, el departamento trabaja en un escenario cambiante que no permite poner plazo a esta situación de enseñanza por vía telemática. La vuelta a las aulas es, a día de hoy, incierta. Incluso la posibilidad que apuntó la ministra de Educación, Isabel Celaá: 15 días en junio con clases presenciales. Lo que sí insisten con rotundidad fuentes del Departament d'Educació es que el curso escolar, por el momento, no se alargará, como a reiterado el 'conseller' Bargalló en sus apariciones antes los medios estas últimas semanas. 

Propuestas semanales

El objetivo de Educació es dar continuidad a los hábitos y el proceso de aprendizaje con propuestas educativas que lleguen a todos los estudiantes. Así, señala que deben priorizarse las actividades globalizadas en los diferentes ámbitos curriculares, "huyendo de la necesidad y la presión de acabar los programas". Para ello, recomiendan hacer propuestas semanales, con calendario de entrega y con la posibilidad de hacer un retorno de las actividades, por ejemplo.  

Por su parte, las direcciones de los colegios también deberán garantizar la comunicación con el alumnado a través de tutorias. La interacción con los estudiantes se hará por medios virtuales, como el correo electrónico u otras herramientas, que permitan enviar los trabajos de manera digital -tanto documentos como fotografías- para que puedan ser evaluados. Educació también llama a que los encargos "deben ser significativos y motivadores, evitando las tareas mecánicas o repetitivas" y que deben tener el acompañamiento del profesorado. Del mismo modo, piden evitar reproducir el trabajo que se hace en los centros e indican que no se deben replicar los horarios semanales. 

Lupa en los estudiantes vulnerables

Por otra parte, fuentes de Educació explican que están trabajando en cómo llevar a cabo la docencia no presencial con los alumnos de las familias más vulnerables (sin internet u ordenador en casa, por ejemplo) para los que, hasta el momento, no se han anunciado medidas concretas. El departamento explica que rastrea ahora con "atención prioritaria" los centros de alta complejidad para conocer de qué dispone cada estudiante para preparar medidas alternativas. Algunas de las que se están barajando son llamadas telefónicas periódicas del profesor al alumno o actividad docente a través de una aplicación instalada en el móvil de un familiar, entre otras.