05 jun 2020

Ir a contenido

las condiciones en los geriátricos

La Fiscalía investiga las muertes por coronavirus en las residencias de Capellades y Olesa

Entre los dos centros han fallecido más de una veintena de ancianos por el covid-19

Dos personas se protegen con mascarilla contra el coronavirus.

Dos personas se protegen con mascarilla contra el coronavirus. / EFE / MARISCAL

La Fiscalía Superior de Catalunya ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte de ancianos en las residencias de Capellades y Olesa de Montserrat, municipios próximos al foco de coronavirus de Igualada, el principal de Catalunya.

Según han confirmado a Efe fuentes del ministerio público este martes, el fiscal superior de Catalunya, Francisco Bañeres, ha ordenado investigar esas dos residencias, después de que ayer la Fiscalía General del Estado decidiera abrir diligencias para determinar si hay ancianos en malas condiciones de salubridad o que hayan fallecido por coronavirus en algunos geriátricos.

Las residencias objeto de investigación en Catalunya son la Fundación Privada Consorts Guasch de Capellades, donde han muerto trece ancianos en los últimos días a consecuencia del coronavirus, y la Santa Oliva de Olesa de Montserrat, con nueve víctimas mortales por covid-19.

La Fiscalía de Catalunya ya abrió diligencias la semana pasada para reforzar su control sobre la situación de las residencias de la tercera edad, a raíz de una instrucción de la Fiscalía General del Estado, y pidió información a los departamentos de Salud y Trabajo, según ha avanzado este martes el periódico 'El País'.

El ministerio público ha decidido ahora centrar las investigaciones en los centros de Capellades y Olesa, tras constatar que son los que acumulan el mayor número de ancianos muertos por coronavirus. Serán las fiscalías de Manresa y Martorell las que, por el partido judicial al que pertenecen las residencias, se encarguen de las investigaciones de los centros de Capellades y Olesa, respectivamente.

Precisamente, el Ayuntamiento de Olesa de Montserrat urgió ayer a la Generalitat a actuar ante la situación "límite" de la residencia Santa Oliva del municipio, gestionada por una fundación privada y donde al menos 18 internos han sido ingresados por coronavirus y nueve han fallecido.

La Fiscalía General del Estado decidió ayer investigar las condiciones de determinadas residencias de ancianos a raíz de informaciones periodísticas, corroboradas por el Ministerio de Defensa, según las cuales en algunos geriátricos miembros el Ejército y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) habrían detectado condiciones de insalubridad. Fue la propia ministra de Defensa, Margarita Robles, la que disparó las alarmas al afirmar, en una entrevista en Telecinco, que el Ejército ha encontrado en algunas de sus visitas a residencias "a ancianos, a mayores, absolutamente abandonados, cuando no muertos en sus camas".