04 jun 2020

Ir a contenido

AVISO DE LA OMS

Las mascotas no propagan el coronavirus y la mascarilla solo les estresa

La OMS desmiente que perros y gatos peguen el covid-19 y que los mosquitos lo transmitan

El Periódico

Un perro de porcelana al que han ataviado con una mascarilla, en un restaurante de Amadora, en Portugal. 

Un perro de porcelana al que han ataviado con una mascarilla, en un restaurante de Amadora, en Portugal.  / EFE / MARIO CRUZ

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura en su página web que "no hay pruebas" de que los animales de compañía como perros o gatos puedan estar infectados con el coronavirus, por lo que no pueden propagarlo. De la misma manera, informa de que "hasta la fecha no hay información ni evidencia que sugiera que el coronavirus pueda ser transmitido por mosquitos".

"[El covid-19] es un virus respiratorio que se propaga principalmente a través de gotitas generadas cuando una persona infectada tose o estornuda, o a través de gotitas de saliva o secreciones de la nariz", recuerda la institución. No hay evidencia ninguna de que los animales domésticos puedan contagiarlo, argumento que también sostienen el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB) y expertos del Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA-CReSA) y de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

¿Portadores pasivos?

"En todo caso -puntualizan-, los animales pueden funcionar como portadores pasivos de partículas virales (en su piel, en la nariz...). Es decir, se podría dar el caso de que una mascota esté expuesta al virus de una persona que sufra COVID-19 y esté excretando el virus". Por este y otros motivos, los veterinarios recomiendan lavarse las manos con agua y jabón después de tocar animales y evitar el contacto con animales enfermos.

Las personas infectadas pueden seguir manteniendo a sus animales de compañía en casa siempre con unas medidas precaución que pasan por "mantener distancia con el animal y utilizar mascarilla", aunque está "totalmente contraindicado poner una mascarilla al animal". Es más, la Real Sociedad Canina de España (RSCE) avisa de que esta protección no sirve para proteger a las mascotas "no tiene ningún beneficio" para los animales, sino más bien al contrario, ya que puede estresarlos.