21 sep 2020

Ir a contenido

ALERTA SANITARIA

Salut estudia aplazar también cirugías no urgentes

El ICS insta a los hospitales y los CAP a aplazar pruebas y visitas

Los médicos catalanes reclaman una inyección de dinero en la sanidad pública para afrontar la situación

El Periódico

Pacientes con mascarillas ante el riesgo de coronavirus en las urgencias del Hospital Clínic de Barcelona.

Pacientes con mascarillas ante el riesgo de coronavirus en las urgencias del Hospital Clínic de Barcelona. / FERRAN NADEU

Salut ha anunciado que está estudiando que "determinados hospitales reprogramen ciertas cirugías si no son urgentes". La directora del área sanitaria del Servei Català de la Salut (CatSalut), Xènia Acebes ha anunciado este miércoles que "en base a la experiencia de otros países, hemos tomado unas medidas organizativas para proteger a los profesionales y ofrecer la atención que las personas necesiten".  

En el caso de la atención primaria, se "fomentan todos los canales no presenciales (teléfono) y se aplazan las pruebas que representen mayor riesgo de contagio", ha afirmado Acebes. "También nos reorganizamos para tener la agenda más flexible y poder potenciar una atención proactiva no presencial. En hospitales, lo mismo: Apelamos a la responsabilidad de la ciudadanía y a la generosidad para hacer frente a los escenarios que nos vienen a partir de ahora", explica Acebes. 

La red privada

"Todas las posibilidades están sobre la mesa: incluido pedirle a la red privada que ponga sus recursos al servicio de la población. Pero no hay nada decidido y ninguna orden, es una opción encima de la mesa",  dice la directora del área sanitaria del Servei Català de la Salut. Acebes continúa: “Dentro de los planes de contigencia estan medidas para incrementar el material”. Y cifra en un 5% los casos de coronavirus que necesitan UCI.

Aplazar pruebas y visitas no urgentes

El Institut Català de la Salut (ICS) ha pedido a los hospitales catalanes y a los CAP que "dada la situación actual de infección por coronavirus", aplacen pruebas y visitas no urgentes. En un comunicado, el ICS subraya que hay que "reducir la transmisión de la enfermedad e implementar medidas de contención de la actividad", por lo que recomienda desprogramar aquellas pruebas rutinarias que se puedan aplazar y representen un mayor riesgo de contagio. Fuentes oficiales aseguran que esta consigna ha sido trasladado a todo el sistema público de salud catalana

En un comunicado firmado por el gerente, Josep Maria Argimon, el ICS recomienda desprogramar pruebas como espirometrías, cribados de fondo de ojo u obturaciones dentales. Asimismo, incluye en estas visitas a anular aquellas comunitarias y grupales, especialmente las dirigidas a población de edad avanzada y a niños, como son las revisiones bucodentales en las escuela.

La sala de espera de urgencias del Hospital del Mar, vacía. / Beatriz pérez

El ICS llama a los profesionales de la salud pública catalana a trabajar con "agendas flexibles" para dejar espacio para atender a "demanda no programada" y "potenciar la atención sanitaria no presencial". Anuncia que en breve publicarán un nuevo procedimiento de programación telefónica para evitar visitas que no requieran el desplazamiento por parte del paciente. 

En la misma línea, se insta a suspender hasta nuevo aviso el acceso a los centros sanitarios de personal externo como personas en prácticas, voluntarios o visitadores médicos.

El comunicado del ICS se produce después de que el colectivo de médicos catalanes haya reclamado la suspensión de visitas rutinarias y no urgentes. Lo habían reclamado el Colegio de Médicos de Barcelona, el Colegio de Médicos de Catalunya y el epidemiólogo Antoni Trilla, entre otros.

El colectivo médico ha aprovechado para reclamar al Gobierno y al Govern una inyección de dinero en la sanidad pública, que se ve "más al límite" ante la epidemia de coronavirus.