24 sep 2020

Ir a contenido

suceso en una residencia de ancianos

Un anciano se suicida tras agredir a una mujer y pensar que la había matado

Un empleado oyó al nonagenario gritando "La he matado, la he matado".

La mujer se recupera en el Hospital 12 de Octubre de las heridas

Europa Press

Un coche policial.

Un coche policial.

Un hombre de 96 años se quitó la vida el pasado sábado por la mañana en un geriátrico de Leganés después de supuestamente agredir a una compañera residente y pensar que había muerto, ha confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

Los hechos todavía no están claros. Fue la directora de la geriátrico quien encontró al anciano muerto en su habitación y entonces activaron los protocolos correspondientes. Hasta el lugar acudieron agentes de la Policía, que descubrieron que otra residente había sido agredida en la cabeza, a quien trasladaron al Hospital 12 de Octubre de Madrid, donde se recupera ahora de las heridas.

Según ha detallado hoy el diario 'El Mundo', la agresión a la mujer, que quedó inconsciente, se produjo probablemente con un bote de laca que la mujer tenía en su mesilla de su habitación. Minutos antes del suceso, un empleado de la residencia oyó al fallecido gritando a otras personas: "La he matado, la he matado".

Fuentes de la residencia leganense, situada en la calle César García Contonente, han confirmado a Europa Press que tanto el fallecido como la mujer agredida el sábado son residentes pero no comparten habitación. Sin embargo, no han querido dar más datos por respeto a las familias afectadas. Aunque la residencia está concertada con la Comunidad de Madrid, esas plazas son privadas.

 
Fuentes de la residencia leganense, situada en la calle César García Contonente, han confirmado a Europa Press que tanto el fallecido como la mujer agredida el sábado son residentes pero no comparten habitación. Sin embargo, no han querido dar más datos por respeto a las familias afectadas. Aunque la residencia está concertada con la Comunidad de Madrid, esas plazas son privadas.

La Policía Nacional analizará ahora las cámaras de seguridad y la relación que mantenían ambas personas.