25 may 2020

Ir a contenido

CONSECUENCIAS DE UN FENÓMENO METEOROLÓGICO

El polvo africano y el fuerte viento colapsan Canarias

La calima procedente del Sahara impide los vuelos en todos los aeropuertos

Un incendio en Tenerife obliga a desalojar a un millar de personas

Alberto Castellano / Juanjo Jiménez

El fuerte viento, de hasta 163 kilómetros en las cumbres de Tenerife, según los datos de la Aemet, y la densa calima que afecta a la isla y a toda Canarias impiden actuar a los medios aéreos en los diferentes focos activos en varias islas / EFE VÍDEO

Fuertes vientos, altas temperaturas, polvo africano en suspensión, incendios y escasa visibilidad. El clima se ha conjurado para que las islas Canarias atraviesen uno de los peores momentos meteorológicos del presente siglo, sobre todo por el efecto que  estos fenómenos están teniendo en la vida de los isleños. Al margen de los 800 incidentes registrados por el teléfono de emergencias 112, el espacio aéreo ha tendo que cerrarse, muchas carreteras han quedado cortadas y las clases se han anulado este lunes, incluidaslas que se imparten en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. La alerta se mantendrá e lunes y se espera que a primera hora de la tarde el archipiélago empiece a recuperar cierta normalidad. 

Cuesta encontrar en la historia reciente de las islas Canarias episodios climáticos tan crudos como este. El más reciente sucedió el día de Reyes del 2002, cuando también fue menester anular vuelos y el cielo, como ha pasado este domingo, también pasó del azul a un inquietante naranja. Entonces se habló de varios aviones afectados. Ayer fueron cerca de 150 los aparatos que han tenido que ser desviados por el cierre del espacio aéreo. La medida ha afectado a unos 17.000 pasajeros. Solo los aeródromos de Fuerteventura y Lanzarote han admitido despegues. El resto, ni entrar ni salir. Por la nula visibilidad, pero también por un fuerte viento que ha alcanzado rachas de hasta 160 kilómetros por hora que han llegado a afectar a uno de los radiotelescopios Magic de La Palma, que ha quedado inoperativo tras perder algunos espejos. 

Choque de buques

El fuerte viento también ha complicado la navegación marítima. Al margen de la cancelación de varias rutas, dos buques, a consecuencia del fuerte oleaje, han chocado en el puerto de los Cristianos, en el municipio tinerfeño de Arona. También el mundo del deporte se ha visto afectado por esta sucesión de fenómenos meteorológicos. La Federación Canaria de Fútbol ha decidido suspender todos los encuentros previstos para el domingo en las dos provincias, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas.

Durante el día ha habido también momentos para la interpretación bíblica. Varios vídeos en internet alertaban de la presencia de langostas en una playa de la cara norte de Gran Canaria. Resultaron ser libélulas.

Vario incendios obligan a desalojar a mil personas

Varios incendios en zonas urbanas de seis municipios del norte de Tenerife han causado el desalojo de unas mil personas y el cierre de la autopista norte de la isla. El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha explicado que a medida que se extinguía un incendio, aparecía un nuevo foco en otro municipio, una situación que, ha asegurado, es la primera vez que ocurre en la isla. Los seis municipios afectados por las llamas han sido Los Realejos, La Orotava, La Guancha, Santa Úrsula, San Juan de la Rambla y Puerto de la Cruz. El avance de las llamas ha obligado a desalojar a los ocupantes de un hotel de Santa Úrsula. Para acomodar a todos estos afectados, el gobierno ha acomodado un pabellón. También se ha solicitado a los vecinos que no salieran a la calle y que evitaran los desplazamientos. La escasa humedad y el aumento de las temperaturas han complicado sobremanera las tareas de extinción. Hasta el punto de que las autoridades han solicitado ayuda a la Unidad Militar de Emergencia

Temas Aviones